Don Lauro, el anciano que espera eternamente

Por Rivelino Rueda Foto: Mónica Loya Ramírez La vida se da ahora  por dolor y espanto,  y todo eso es un engaño.  Ahora el hombre no es  todavía ese otro hombre.  Surgirá un hombre nuevo,  feliz y orgulloso.  Al cual le dará lo mismo  vivir que no vivir:  ¡ése será el hombre nuevo!  Quien suprima el dolor  y el espanto,  ese será un dios.  Y el otro Dios dejará de ser. Fiodor Dostoyevski/Demonios Lauro consiguió hace unas semanas su quinto trabajo en los últimos nueve meses. En tres le regatearon…

La chatarrización del barrio

Por Rivelino Rueda Al cuarto día,  las ratas empezaron a salir  para morir en grupos.  Desde las cavidades del subsuelo,  desde las bodegas,  desde las alcantarillas,  subían en largas filas titubeantes  para venir a tambalearse a la luz,  girar sobre sí mismas  y morir junto a los seres humanos. Albert Camus/La peste Hojarasca gris. Barro petrificado. Alquitrán moribundo. Las dunas de argamasa y ramas secas se acumulan debajo de una decena de autos abandonados y forman figuras espectrales. Los gatos callejeros se regodean en esas islas de barro con la…

Adiós a la niña: la guerra por la libertad y el acompañamiento

Por Rivelino Rueda Salvarse en el mundo entero  consiguiéronlo únicamente  algunos hombres que  eran puros y elegidos,  destinados a dar principio  a un nuevo linaje humano  y a una nueva vida,  a renovar y a purificar la tierra,  pero nadie ni en ninguna parte  veía a aquellos seres,  nadie oía su palabra y su voz. Fiodor Dostoyevski/Crimen y Castigo Apretujados entre las pantuflas de capricornio y unos cuadernos de la primaria van, en esa pesada bolsa negra de basura, los que tal vez sean los últimos peluches y muñecas de…