Ginsberg… feliz cumpleaños amor

Por Armando Martínez Leal

Ilustración: Enriqe Landgrave

@armandoleal71

 

Para: Axel R. Bautista

versos…pensando en allanar el tiempo.

 

No inicie el fuego…

el mundo ya está ardiendo.

¿Quieres quemarte conmigo?

A.

 

Nosotros los poetas en nuestra

juventud vivimos con la felicidad,

pero a partir de ahí

sólo nos queda el desaliento y la locura

Wordsworth

 

 

El pasado 3 de junio, Irwin Allen Ginsberg hubiera cumplido 91 años de vida, el poeta que rozó el desaliento y la locura. El poeta que fue expulsado de Columbia University. El poeta que junto a Jack Kerouac y William S. Burroughs crearon el triunvirato que constituyó el núcleo fundamental de la Beat Generation.

El poeta marica que vivió desgarradoramente el amor que no podía ser nombrado; sin embargo, él lo gritó como aullidos de su existencia. Alaridos de amor. El poeta marica que es el padre de una revolución estético-cultural. El poeta marica beatnik. El poeta marica hipster. El poeta marica que arrastró sus pies desnudos, exhibió su culo y su culo se volvió el centro, el epicentro de la rebelión… revelación.

Feliz cumpleaños Allen Ginsberg, feliz cumpleaños dulce muso del ano. Feliz cumpleaños Allen. Tú, que desgarraste el horizonte de la poesía. Tú, que te extraviaste en las profundidades de tu ser buscando un compañero. Tú, que le rogabas al Maestro. Por favor maestro. Maestro Ginsberg nos enseñaste que un hombre puede amar sin redención alguna. Tú, poeta-marica-maldito. Tú, que viste a las mejores mentes de tu generación destruidas por la locura, famélicos, histéricos, desnudos. Tú…marica-poeta los viste arrastrándose. Tú…marica-poeta nos ves arrastrándonos.

 

Foto: yonlok.com

 

Tú-dios-beatnik. Tú-diososcuro… Tú, que te contorsionaste con Ella. Tú, que bailaste con Dinah Washington. Tú, que gozabas con el saxofonista-jazz. Tú, que viajaste a México. Tú, que te tiraste a Cassady. Tú, que amaste desgarradoramente a Dean Moriarty. Tú, que amaste de la única manera que es posible hacerlo. Tú, que cantabas Yeombul  en las protestas de 1968.

I like the way you work it

No diggity, I got bag it up

I like the way you work it

Tú, que hiciste todo, rodaste, consumiste peyote… benzedrina-marihuana-benzedrina. Tú, que nos diste Sandwiches de realidad. Tú, que viajaste en la medianoche por las calles de Nueva York. Tú, que deambulaste por las calles de Frisco. Tú, que recorriste LA. Stop Auto-stop… Stop. Tú, que buscaste el jazz… beb-bop, beb-bop, beb-bop… Tú, que aullaste de hinojos en el metro y veías arrastrándose por los tejados los genitales…volviéndose manuscritos. Declaración de guerra. Tú, Maestro. Tú, que cantabas a coro al gran Slim Gaillard:

Yep ruk hu’reesee

Ku’bisinee e kubu’ba

U’lu hu’mish u mak voutee

Yep ruk hu’reesee

U luh mish wey u luh mish voutee

U luh mish u ruenimoa

Tú, que cumpliste 20 años de muerto. Tú, que denunciaste al sistema estadounidense. Tú… poeta, hijo de un profesor de inglés y de una rusa, maestra de escuela. Tú, hijo de la rusa loca. Ginsberg te parió la locura. Ginsberg te marcó la locura. Ginsberg te tocó la locura. Ginsberg loco. Ginsberg poeta. Ginsberg rebelde. Ginsberg marica.

Ginsberg… Ginsberg… Ginsberg… que garrapateabas todas las noches balanceándote y rodando sobre elevados encantamientos… con la potente voz de Billie Holiday. Ginsberg… Ginsberg… Ginsberg… garrapatea. Ginsberg… Ginsberg… Ginsberg… sabes que debajo de las estrellas se esconde un sueño. Ginsberg… Ginsberg… Ginsberg… sabes que debajo de las estrellas besarás a Carl. Ginsberg… Ginsberg… Ginsberg… sabes que debajo de las estrellas besarás a Peter.

Wouldn’t that be heaven

A heaven just for two

A soft breeze on a June night and you

What a perfect setting

For letting dreams come true

Allen Ginsberg y su muso Carl Solomon. Allen Ginsberg y su muso Peter Orlovsky… Allen y Carl. Peter y Allen. Allen el poeta que despojaste la última habitación amueblada. Allen que te despojaste hasta de la última partícula de mobiliario mental. Allen que no estuviste a salvo porque Carl no lo estaba. Allen el poeta, que hablaste de la pobre prosa humana.

Holy! Holy! Holy! Holy!

Holy! Holy! Holy! Holy! Holy!

 Holy! Holy! Holy!

 Holy! Holy! Holy! Holy! Holy!

Allen el santo. Santo-Allen… ¡Allen todo es Santo! ¡tu eres un santo! ¡el mundo es un santo! ¡Todo hombre es un ángel! ¡La piel es santa! ¡La nariz es santa! ¡La lengua y la verga y la mano y el agujero del culo! ¡Todo es santo!

 

 

Allen eres más que un poeta, eres viejo, el viejo que escribe poemas del viejo poeta Walt Whitman. Allen el poeta que escribe poemas como Kaddish (1961), por tu madre muerta. Allen que viste morir a Noemí, tu madre, tu madre loca, tu madre loca que sufrió electroshock y lobotomía. Kaddish, la plegaria de la muerte. De la muerte de la loca que murió de hambre, feroz hambre de cambio. Kaddish, las costillas rotas de tu madre. Kaddish, el cráneo descubierto de tu madre. Kaddish, los dientes y los cabellos de tu madre. Kaddish, el rugido de tu madre. Kaddish y la piel podrida de tu madre.

Allen Ginsberg que volviste lo personal, poesía. Allen Ginsberg que estetizas tu existencia. Allen Ginsberg el padre de la poesía beat. Poesía asincopada, poesía vuelta jazz, poesía beb-bop, poesía de la revuelta. Allen Ginsberg que escribiste Aullido en 1956. Allen Ginsberg que rompiste el ritmo de la poesía. Abrevaste de Kerouac y Burroughs. Allen Ginsberg poeta, editor, periodista… amante. Allen Ginsberg volviste la poesía un canto salmódico. Allen Ginsberg cantaste a la locura con una profunda lucidez en Aullido. Allen Ginsberg, que protestaste contra la sociedad capitalista, mecanizada y materialista. Allen Ginsberg el padre de los hippies. Allen Ginsberg el creador de Peace and love. Allen Ginsberg el poeta catártico, confesional, que volviste lo privado un asunto público, que exhibiste tus miserias y alegrías, tus miedos y fantasías, tus deseos y tu represión. Allen Ginsberg, que te liberaste del amor, del desamor, del miedo, del odio, de la muerte.

Allen estás muerto, pero estás vivo, en tu poesía, en tus sueños, en tu amor. Allen, que besaste muchachos para salvarte. Allen, que publicaste periódicamente en The New York Times. Allen, que acabaste internado en el Columbia Psychiatric Institute. Allen, que viviste ocho meses en el psiquiátrico donde te iluminó William Blake. Allen el loco que Blake recitó poesía al oído.

Ginsberg, te iniciaste en la locura y terminaste en la felicidad. Ginsberg te exiliaste del mundo, porque el mundo te rechazaba. Te exiliaste del mundo porque estabas loco. Te exiliaste del mundo por marica. Allen, Blake te salvó.

Ginsberg te pesaba ser marica, te pesaba la locura de tu madre, te pesaba la academia. GinsbergArtaud y su Van Gogh: el hombre suicidado por la sociedad electrocutó tu cerebro, te salvaste, te salvaste marica. Te volviste poeta, te volviste marica. Protestaste, te volviste rebelde… contra la guerra de Vietnam protestaste… contra la locura de tu generación protestaste. Allen Ginsberg fuiste el Rey de Mayo, el padre de la revuelta de 1968. Allen Ginsberg amaste profundamente, pasionalmente. Allen Ginsberg fuiste poeta. Allen Ginsberg fuiste marica. Allen Ginsberg fuiste loco. Allen Ginsberg… feliz cumpleaños amor.

 

Related posts