Bilis

Por Pedro Dascalakis

Foto: Edgar López (q.e.p.d.)

Deseo encarnado entre entrañas; cabeceando roza costados,

bilis formando marañas, tintando de negro 

partiendo el oxígeno, condenado al pasado.

Parido en sábanas:

flujos de sangre entre dobleces irregulares,

ojos sumisos se asoman, 

nadie responde.

Pasajes de piedra y musgo mermado, 

cargo con una sombra y tu pasar,

y el cielo opaco y el cristal en trizas,

restos quemados que entre dedos deslizan.

Cómo decirle chau al espacio vacío,

al silencio irresponsivo,  

a la piel en el pavimento,

a los sueños molidos.

En silencio,

nueve por nueve y una ventanita que da al parque;

corazón espinado que en vano no bombea, 

puerta de luz y ratas en la acera, 

desparramadas como manteca bajo el sol de primavera. 

Related posts