Una mirada a las configuraciones sistémicas fenomenológicas (Entrevista a la doctora María Luisa Heres Pulido)

Por Marco Jiménez

La Doctora María Luisa es Licenciada en Psicología, con estudios en Maestría en Configuraciones Sistémicas, en Orientación Familiar y en Psicología Corporal; especialidad en Constelaciones Familiares, Maestra en Terapia Familiar, Máster Practitioner and Trainer como Psicoterapeuta en Programación Neurolingüística, Doctora en Hipnosis Clínica, además de diplomados y certificaciones en áreas que están relacionadas con el desarrollo humano.

Estudiosa del ser humano, incansable aprendiz de la vida, una mujer con personalidad notable, con sonrisa sincera, pragmática y honesta, eso es lo que me transmite la Doctora María Luisa.

Su tono de voz es suave y amoroso, con la fuerza de una mujer que tiene experiencia trabajando con personas. Parece que tiene todas las respuestas sobre la experiencia de la vida y la transición hacia la muerte.

Una mujer que tiene mucho que aportar.

-¿Qué marcó para que fuera a ese primer encuentro con una técnica que era desconocida?

ML: Fuimos invitados algunas personas a experimentar con Lorenz Wiest la propuesta que denominaba Constelaciones Familiares, una herramienta terapéutica que a la Doctora Ingala Robl le cautivó como técnica. Fue en Ciudad de México el primer encuentro. Después, organizados 35 personas con diferentes profesiones, tuvimos una formación sobre esta propuesta en un Centro de Capacitación a lo largo de dos años y medio. Los textos de Bert Hellinger eran en alemán y gracias a la Doctora Ingala Robl tradujo los textos al español, el inglés y el alemán, pudimos conocer el pensamiento de este autor, entre ellos los Órdenes del Amor (2001).

El tono de la Doctora María Luisa se escucha jovial, rememorando esa parte de su historia de vida, que no sólo cambiaría a los que se formaron en esa propuesta llamada Constelaciones Familiares, sino a las personas que han experimentado esta técnica y que sigue vigente en el mundo.

-¿Entonces usted también formó parte de la fundación del Centro de Constelaciones Familiares Sowelu?

ML: La Doctora Ingala Robl fundó el Centro de Constelaciones Familiares Sowelu y me interesó levantar la mano para ayudarle en la formación de profesionales. Hice de todo para estar cerca y conocer más de esta propuesta. Apoyé en la promoción, en la elaboración del proyecto de formación y hacía de todo lo que me pedía. Fui la primera que realizó la actividad de maestra asistente, y fue una iniciativa que le hice a la Doctora Robl, la cual aceptó; me dio oportunidad de estar en el mismo camino y permanecemos, con la misma pasión y sorpresa de los resultados que se obtienen, aplicándola.

Yo llevo siete años escribiendo como es el camino de la fenomenología, 30 años en este encuadre y enfoque. Este escrito trata de la fuerza del movimiento y cómo, ante una experiencia subjetiva, se revela un conocimiento objetivo. La denomino Configuraciones Sistémicas Fenomenológicas.

Concreta mi propia manera de trabajar, y estoy aplicando mi experiencia de 30 años en este campo. Bert Hellinger, expresa que “el conocimiento cognitivo se une al conocimiento subjetivo, cuando se le acompaña a un consultante a lo largo del camino del conocimiento fenomenológico”.

-¿Cuál es la diferencia entre las Configuraciones Sistémicas Sociales y  Configuraciones Sistémicas Fenomenológicas?

ML: Configurar sistémica y fenomenológicamente un tema, es permitir que la persona coloque la imagen interna de manera externa con personas. Eso es configurar desde el enfoque de sistemas de Bert Hellinger. Lo sistémico es la visión que se aplica, al considerar a la persona dentro de su sistema familiar y comprenderlo dentro de la totalidad de su familia. Fenomenológicamente es una intervención diferente y es que, se puede observar el movimiento natural y espontáneo de los representantes y con ello, lograr que se exprese un comportamiento que tiene orden o desorden.

Cuando la configuración revela una solución que tiene orden, el orden se aplica una estrategia que le permite a la persona crear su propia opción, esa que es personal, que logra reconocer el comportamiento que ha producido el desorden, y se identifica una conducta que es  la conducta que es solución al tema.

La Doctora María Luisa hace una pausa para describirlo de manera en que pueda imaginar a que se refiere.

ML: La intervención bajo el enfoque de los sistemas dentro de la terapia familiar estructural, atiende soluciones dentro de la estructura familiar. La imagen externa que se coloca con personas, ante el movimiento de los representantes da claridad si el que representa al padre se encuentra en el lugar que le corresponde estructuralmente. También da información, si los representantes de los  hijos se encuentran tomando su lugar en la estructura con orden.

La propuesta de Hellinger sobre intervenir desde el enfoque de la fenomenología, es explicado en los talleres ya que el camino del conocimiento de la experiencia subjetiva y objetiva, se revela en el movimiento que fluye de manera natural y espontánea. 

Mi tarea actual es poder colocar en palabras y describir la forma que puede dar claridad. Cómo es ese camino del conocimiento, donde la epistemología es enfocada al método científico y vinculado al método empírico. La filosofía fenomenológica da oportunidad de darle sentido y significado a la experiencia tanto cognitiva como subjetiva o emocional.

-¿Cuál es esa experiencia?

ML: Seguir el movimiento natural que fluye dentro del tema,  observando los representantes en su movimiento. Y esta mirada que propone Hellinger y expresa, es que un profesional requiere acompañar al consultante, tanto dentro de un camino fenomenológico como dentro de la visión de sistemas con el enfoque estructural.

Y lo que yo hago es investigar desde mi comprensión cómo abordar el camino del conocimiento fenomenológico y colocar mi experiencia de psicóloga constructivista, consteladora familiar, terapeuta familiar, hipnosis clínica, conocimientos de neurología, enfoque de logoterapia y tanatología. El  camino de la vida cotidiana, desde que uno nace hasta que uno se muere, brinda un conocimiento fenoménico, que permite descubrir que en toda  experiencia  uno puede descubrir un  conocimiento útil para vivir.

La vida es el fenómeno. Quien se decide vivir, participa de lo fenoménico. Toda experiencia guarda un conocimiento que puede ser sustentado por conceptos o por sensaciones. Cuando logramos recuperar la sensibilidad de nuestro cuerpo y podemos contar con una mente consciente, el corazón revelará una verdad; pero también el cerebro y el cuerpo. La expresión de la totalidad cuerpo- alma-espíritu es una de las tareas del camino del conocimiento fenomenológico. Nada está separado ni dividido, se complementa.

-¿Cómo llego ahí?

ML: Porque tengo una habilidad que se llama intuición. El método empírico, tiene la intuición como proceso del pensamiento y ese me ha sido fácil para sobrevivir y aprender a estar en la tierra. No tengo mucha memoria de datos y de fechas. Lo relacional me apoya y me lleva a usar otros procesos del pensamiento como el de la deducción y el de la inducción. Enriquecida con los tres procesos del pensamiento, puedo saber y conocer. Gracias a los teóricos cognitivos que proponen nuevos métodos de enseñanza a través de una epistemología diversa a la tradicional, Bert Hellinger puede unir la epistemología con la filosofía fenomenológica y lograr fundamentar y aplicar las Constelaciones Familiares y con ello fundamentar sus intervenciones sistémicas y fenomenológicas. Logrando vincular ambas, al parecer me está resultando más claro encontrar el camino del conocimiento fenomenológico. 

-¿Cómo ayuda a las personas?

ML: Tanto las Configuraciones Sistémico-Sociales son de mucha ayuda, como las Configuraciones Sistémico-Fenomenológicas. Con las primeras se encuentra la solución tomando en cuenta la estructura y organización de la familia. Con las segundas se encuentra el orden también, aunque el camino es diferente. El profesional  se mantiene acompañando al consultante como un observador y al observar el movimiento de los representantes del tema,  reconoce el Movimiento del Orden del Amor y hace ciertas observaciones hacia el encuentro de una solución.

-¿Qué quiere transmitir a las personas con este trabajo?

ML: No transmito, acompaño a que den orden a la experiencia subjetiva, a que su cerebro reconozca junto con una mente consciente que la vida está dentro de un sentido y un significado.

-¿Para usted cuál es su sentido y significado de su vida?

ML: Vivir.

Fue contundente su respuesta, rápida, sin pensarlo. Su voz mostró decisión, el tono de voz aumentó. Sentí su seguridad y lo implacable de su respuesta.

– ¿Qué es lo que más disfruta de vivir?

ML: Vivir.

Nuevamente fue contundente, pero intervine porque quería saber más. Era tan sencilla una palabra como “vivir” que, dentro de esa palabra, puede haber un mundo de referencias, conocimiento, vivencias y sabiduría.

-¿La experiencia?

ML: El conocimiento que me da lo que pienso y siento, somos una unidad completa y con esa habilidad para lo cognitivo hay algo sensible, y cuando toca las sensaciones que conmueven la existencia, la podemos captar, su significado, del dolor, la luz, la oscuridad, el sufrimiento y la alegría.

Esa respuesta me dejó satisfecho, eliminó mi curiosidad, me dio una respuesta personal, no general, de lo que para ella es la vida y no lo que para los demás es su significado. 

-¿Cree que el significado de la vida se está perdiendo o no entendiendo?

ML: Cuando se deja de ser observador de una realidad o significado, puede que te quedes en el flat (una visión plana), pierdas el significado de lo profundo y se convierta en un pasatiempo, de llenar el vacío, y ese vacío es imposible llenar, es vacuo.  Cuando se da un sentido y significado a  la experiencia, se aquilata como unas lecciones de vida que brinda un conocimiento perdurable. Quizá en algún momento, esa lección de vida, brinde algún conocimiento que ayude a resolver algún  tema de dolor, de tristeza, enojo o resentimiento; ayude hacia la reconciliación con uno mismo(a).

-¿Cambia?

ML: Depende de la mente consciente que logres desarrollar, ser el observador que observa con sus cinco sentidos. Pero puede que no seas observador y solo respondas al mundo con respuestas que son condicionadas y aprendidas dentro de un código condicionado. Se pierde la claridad del Ser un observador que puede descubrir el sí mismo; es decir, su Ser.

Ahí me di cuenta que en su descripción de la vida y su significado está en el Ser como una entidad en la que puedes estar viviendo por vivir o estar consciente de que la vida es finita.

-¿Le gusta el desorden?

ML: ¿Por qué habría de gustarme?

Contestó contundente como todas sus respuestas, sin embargo, hizo una pausa, guardó silencio, reflexionó, bajó el tono de voz, uno tranquilo, reflexivo, amoroso y continuo.

ML: Considero que el dolor se produce por el desorden de todo Principio de Vida. Para mí, dar terapia es acompañar al consultante a recuperar ese Principio del Orden o Movimiento del Orden del Amor.

-¿Qué es la muerte?

ML: Un corazón que deja de latir se para. Pero también es el olvido de otros, sobre tu presencia en la vida. El corazón contiene la pulsión de vida, el latir de la existencia y es un movimiento extraordinario que surge del misterio. Surge de un Movimiento del Orden del Amor y cuando logras reconocer que como ser humano te toca entrar a responder a la vida, a la sociedad, a la familia y a ti mismo con un movimiento que mantiene el equilibrio en intercambio de un proceso del Dar y Tomar, verás que la vida es una responsabilidad de todos, aunada a los Principios de la Naturaleza.

Agregó: ¿Es todo lo que me quieres preguntar?

Si, Doctora es todo, muchas gracias.

La entrevista con la Doctora María Luisa es significativa ya que es una de las personas pioneras en México de traer la herramienta de las Configuraciones sistémicas a nuestro país y la cual practica, enseña y desarrolla desde hace más de 25 años en el Instituto de Estudios Superiores de Sowelu.

Related posts