Frankenstein o el moderno Prometeo: monstruos aquí y allá

Por Anahí García Jáquez/Radio Gatell

Bavaria, Alemania. Principios del siglo XIX. Víctor Frankenstein, un estudiante de ciencias naturales de la Universidad de Ingolstadt, crea a un ser con partes de diferentes cuerpos. 

Horrorizado por lo que acaba de hacer, Víctor huye al igual que ese monstruo. Ambos sufrirán las consecuencias de su rol en tan tremendo experimento.

Frankenstein o el moderno Prometeo (su título completo) es un trabajo de la escritora inglesa Mary Shelley y es ya un clásico de la literatura universal que se ha mantenido dentro de esa categoría aún con el paso de los años. 

Es tal la fama de este texto que ha sido llevado a la pantalla grande en varias ocasiones y siempre logrando el mismo impacto, ya que está considerado como uno de los primeros libros del género de ciencia ficción.

Esta novela está narrada por tres personajes distintos: una introducción a cargo del capitán Walton, Víctor Frankenstein, que cuenta su historia de vida y el monstruo, quien ha sido dotado de la suficiente inteligencia para poder expresarse. 

El punto de vista de cada uno de ellos es importante puesto que, aun y cuando no podrían calificarse como narradores confiables, hace que el lector tenga una total comprensión no sólo de la historia, sino también de su mundo interior, así como de los motivos que los llevan a realizar las acciones que terminan llevándolos hasta el límite. 

La premisa base de este libro es la ambición del ser humano, ésa que lo hace sentir omnipotente y que es capaz de saltarse los preceptos básicos tanto de la biología como de los códigos morales. 

El uso de la ciencia como vehículo para satisfacer los deseos personales se pone de manifiesto con el personaje de Víctor Frankenstein, quien es un claro ejemplo de cómo es que busca trascender al legar a la humanidad a un ser que ha sido formado por la mano humana y no por la divina, sin imaginar las consecuencias que puede traer tanto para él mismo como para los demás. 

Su obsesión por derribar la barrera entre lo perecedero y lo eterno (ya que crea al monstruo con la perspectiva de que sea un ser inmortal) es explicada en las partes del texto que son contadas por él, en las que se auto justifica y trata de hallar empatía por lo que pudo haber devenido de su experimento y que se le sale de las manos.

La narración del monstruo es entrañable, ya que el lector se encontrará con un ser que no tiene una comprensión clara del porqué fue creado y de la razón de su aspecto tan grotesco, así como la condena a la marginación que se la ha sido impuesta y el odio hacia la humanidad que se va generando en su interior a causa de esto. 

A través de este personaje, la autora nos muestra cómo hay seres que buscan ser normales, pero la sociedad, a través de sus juicios, los rechaza y los condena al aislamiento, privándolos de la oportunidad de encajar. Otros temas que hallaremos en esta obra son el bien y el mal, la venganza, el amor, los deseos de superación y los progresos científicos.

Frankenstein o el moderno  Prometeo, está escrito de manera fluida, lo cual facilita su lectura. La historia viene acompañada de descripciones detalladas de paisajes con la intención de situar al lector por lo cambiantes que llegan a ser los escenarios. 

El lector llegará a sentir empatía por el monstruo y su creador, lo cual podría causar un conflicto, pero sin duda se convertirá en una experiencia literaria por demás plena, ya que tiene mucho que enseñarnos sobre los peligros de jugar con fuerzas que no podemos manejar.

Frankenstein o el moderno Prometeo. Mary Shelley. 1818. Editorial Austral.

Related posts