Remedios para Leonora, la obra que te acerca al surrealismo

Texto y fotos: Héctor Antonio Meza

“Remedios para Leonora es una obra que va más allá de una biografía, es una ficción, que escribió Estela Leñero a partir de una investigación que realizó de Leonora Carrington y Remedios Varo”, comentó en entrevista la directora de la obra Gema Aparicio y añadió que estas dos pintoras son atractivas e increíbles y se vuelven un ícono para las mujeres.

Aparicio expresó que está obra tomó tres años de creación, ya que a partir de comenzar a platicar la idea para generar un proyecto con estos dos personajes, Estela en 2014 hizo una primera propuesta de texto, al año siguiente leyeron su primer texto terminado y en 2016 se estrenó la obra.

La  directora dijo que la obra se presentará en el Foro de las Artes en el CENART de jueves a domingo, hasta el 5 de marzo, día que se develará la placa y terminará la tercera temporada, debido que a pesar de coincidir con el natalicio de Leonora Carrington, ya se había presentado con anterioridad en el teatro El Milagro y El Círculo Teatral.

Aparicio destacó que está obra se trabajó desde el interés por estos dos personajes y es una historia no sólo biográfica, sino también ficticia porque cuenta el hipotético encuentro de estás dos mujeres.

“Ejemplo de ello, es que inicia justo en el momento que Leonora Carrington se está muriendo y llama en sus sueños y recuerdos a Remedios Varo, quien tiene 54 años que murió, encontrándose en este no espacio, para recordar sus tiempos con los surrealistas, en la guerra y la convivencia que tuvieron aquí en México al llegar exiliadas”.

Por otra parte la obra habla del desarrollo pictórico de las dos, al igual que el trabajo realizado por Leonora Carrington después de dejar de pintar, su trabajo escultórico, tomando referencias conocidas y el que se tiene de pinturas surrealistas, además de sus encuentros con intelectuales, pintores y escultores de este movimiento, tanto en Europa como en México.

La directora expresó que el reto de este proyecto es  el poder llevar el surrealismo a escena, ya que tiene que ver con su idea de este movimiento sin copiar ni mostrar alguna idea preconcebida, además de poder llegar al público para que sea confidente de este evento y se conmueva a través de la historia de estás dos mujeres.

También destacó que la escenografía de Carolina Jiménez, con quien trabajó de manera satisfactoria, en un terreno creativo y de libertad interesante, y en lo personal con quienes siempre procura generar un diálogo creativo es con el escenógrafo, el iluminador y el equipo en su totalidad, siendo este un caso de éxito en esta cuestión, aunque siempre se corre el riesgo de que para un espectador no sea suficientemente claro pero para ellos sí.

Además ella está contenta con esta obra, ya que todo el proceso ha sido enriquecedor  y no solamente con Estela Leñero con quien ha trabajado varias veces, si no con todo el equipo que le ha permitido dibujar o expresar una visión de las dos pintoras y es muy aceptable por el público.

“Como directora este proyecto ha sido increíble y aprecia mucho los procesos creativos, más allá del resultado aunque sea muy peligroso decirlo y enunciarlo”, expresó Aparicio sobre lo que está obra le ha dejado y reiteró que prefiere el proceso porque a pesar de que se busque un resultado, cuando se está en esa parte, es difícil pensar en ello y se generan cosas satisfactorias con las actrices, los creativos y es un tiempo íntimo y privado en el cual se genera y se crea.

Una de las frases que más le gusta a Gema Aparicio, es cuando Leonora le dice a Remedios: “Suéñame Leonora, para aunque sea en sueños sigamos viéndonos”, debido a ese anhelo de todos cuando pensamos en las personas que ya no están con nosotros, pero que en el sueño las podemos encontrar.

Related posts