Mujeres rescatan desde su canto la lengua indígena

Yolotli es el Coro de Mujeres de los Pueblos Indígenas que rescata y difunde la música y el canto  de 60 lenguas indígenas en peligro de extinción.

El 21 de agosto se presentanen el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”,  a las 18:00 hrs.

 

Redacción Reversos.mx

 

El náhualtl, purépecha, tzotzil, kumia-kiliwa, triqui, seri, zapoteco, mayo, tokolwinik’, otik y papago, son algunas de las lenguas que sonarán y retumbarán los muros del Esperanza Iris, a través de las voces de las mujeres que integran Yolotli, el Coro de Mujeres Indígenas de México, dirigido por la maestra Leticia Armijo.

 

El rescate y la difusión de la música tradicional de las 60 lenguas originarias en peligro de extinsión, es la misión principal de este coro, fundado hace siete años por la también investigadora, quien explicó en conferencia de prensa, la ardua tarea  que ha significado el salvar y transcribir cerca de 40 piezas que pretenden extender a todo el país para que aporten un método de educación musical.

 

La maestra Armijo, quien transcribió las partituras de las canciones tradicionales que integran el repertorio del concierto, hizo también los arreglos para las voces femeninas, y resaltó que este concierto busca “enaltecer y empoderar la imagen de la mujer indígena, al mismo tiempo que preserva esas lenguas”.

 

La directora y fundadora de Yolotli, habló también sobre los dos proyectos que prepara, uno de ellos la creación de una enciclopedia de la música nativa y el otro un intercambio con pueblos indígenas de Chile y Bolivia.

FA-Coro

Consideró que esta música es una de las más desprotegidas, junto con la mexicana de concierto, y precisó que no hay razón alguna para ello.

 

Entre las obras que serán compiladas en la enciclopedia, a publicarse a finales de año, hay una que guarda una historia peculiar y se trata de El león está cazando, originaria en lengua kiliwa, detalló la maestra.

 

«Para lograr la traducción fue necesario reunir al consejo de ancianos, que en ese momento eran los últimos 13 hablantes de esa lengua, para que establecieran si la traducción era correcta», reveló la directora.

 

Sobre esta loable tarea, Leticia Armijo resaltó la frase del historiador Miguel León-Portilla, y en la cual se apoyan: “Todas las lenguas en las que hemos aprendido a hablar, a amar y a expresarnos, merecen ser rescatadas», enfatizó.

 

Related posts