De las promesas de campaña al retorno sin agrado del pasado: mentiras del PRIAN

“Reflexionar sobre el proyecto de sociedad que colectivamente hemos construido, conduce, de forma ineludible, a la revisión de los fundamentos políticos, morales y culturales que han edificado la civilización occidental. Una parte medular que sostiene a la sociedad occidental es la democracia, que debe ser entendida como un gran proyecto que postula valores como la igualdad, la libertad y el pluralismo para el ejercicio del poder colectivo” (Norberto Bobbio; 2014: 15).

Por Roque Juan Carrasco Aquino

En estos meses de “guerra sucia” (Jorge Castañeda, 2024), es la versión más cínica y nefasta de la llamada intelectualidad mexicana; escozada con racismo, xenofobia, exclusiones y oportunismo al servicio del imperio norteamericano.

Esa es la visión y sumisión de los perdedores en esta contienda revolucionaria, sobre todo, para los verdaderos sujetos sociales de insumisión de la izquierda democrática y consecuente con las comunidades marginadas del pueblo y la ciudad. 

Sobre esta idea, el papel revolucionario nacionalista e internacionalista es consecuente y leal a las demandas sentidas de la sociedad. Esa es cuando menos, las reflexiones del claustro de la academia, de lo sustancial de luchadores sociales y de analistas independientes y contestatarios antisistema capitalistas, por más que la derecha fascista, los “intelectuales” inorgánicos y la oposición conservadora antinacionalista y traidora, engatusen a ingenuos.

No obstante, los hechos del presente aclaran las verdades y las mentiras de la prensa vendida. Por un lado, los medios de comunicación pagadas con el erario falsean las conciencias populares; es decir, el pueblo de México ha tomado memoria histórica y rechaza rotundamente las falacias, los chantajes, los datos de encuestas a modo y los discursos de odio, de fragmentación social y segregacionistas del miedo que impulsan desde principios del presente siglo.

Ayer, los del PriAn se llenaban las bolsas del robo al presupuesto público; evaden impuestos como Salinas Pliego; amenazan a los servidores públicos (Víctor Toledo) como parte de sus estrategias y andanzas en las Secretarías de Estado; al tiempo, imponen su lógica de mercantilización de los puestos públicos, el caso de Rosario Robles (Suárez, 2018) -Estafa Maestra-, exfuncionaria de Peña Nieto, casos patéticos o acciones recurrentes del acaecido corrupto sexenal neoliberal. Es conmovedor. 

Así como de los que han huido del país para volver con fuerza y regresen a las aventuras del robo y peculado del patrimonio nacional (Ricardo Anya, entre otros, como expresidentes refugiados en España del fascismo actual).

Por ello, es importante tomar en cuenta que el proceso electoral del 2024 está tomando caminos con asesinatos a puestos de elección popular, a simpatizantes y militantes de Morena, como lo sucedido en Celaya, Guanajuato, Gisela Gaytán (Ferri, 20224). 

Estas son las advertencias de la mafia incrustada en el PriAn. El presidiario de Genaro García Luna sabe de estos hechos. Hoy es el pasado para lo sucedido y el presente la venganza por arrebatarles lo que le pertenece al pueblo de México: los recursos naturales, humanos y el patrimonio de todos formados desde generaciones y se robaron para enriquecerse. Esa es la realidad del momento en la guerra sucia de la derecha, intelectualidad y del PriAn.

Más que el odio en contra de Andrés Manuel López Obrador, es el rechazo de la autonomía del pueblo; de tomar un papel importante en la toma de decisiones por sí mismo; no doblegarse a los interese espurios de la oligarquía mexicana y de la derecha internacional como de los gobiernos de Estados Unidos y España (con su portavoz Cayetana de Toledo). 

Ante ello, el presente es la posibilidad de transformar desde las raíces de la clase política enquistada en los niveles de gobierno como de líderes en busca de acciones económicas de los puestos de diputados o senadores, donde la corrupción es la herencia de más de 80 años de impunidad aún se refleja en estos tiempos; claro, toda proporción guardada. 

Lo es también en el tráfico de influencias, como también políticos “inversionistas” en paraísos fiscales (De León; 2021) y regateo de funcionarios para las secretarías y utilizan el presupuesto en malversación de fondos, regalías (cártel inmobiliario de la Alcaldía de Benito Juárez, entre otros casos, son hechos recientes del panismo). 

Por supuesto, los empresarios políticos y políticos empresarios (Madrazo, Fox, X. Gálvez, Beltrones, etc.), como también pasan la charola para cobrar la cuota de cooperación de campañas y redituar trastornos cuando se toma el poder. Esa es la narrativa de la corrupción. 

Hoy, todo lo que se promete no se cumplirá de parte de los políticos de siempre: el PriAn, en su juego de palabras; hoy se acepta, mañana se niega; así es el discurso de la candidata de la derecha y oposición antimexicana. En consecuencia, qué se puede esperar de tomar el poder por medio de cuantiosas inversiones millonarias (esperemos que dentro de poco tiempo el INE denuncie los fondos del PriAn. ¿Será posible?). Esa es la guerra sucia, obtener el voto de los despistados y de los vividores del presupuesto.

Las promesas con sangres al estilo mafiosos de X. Gálvez sólo recuerda el infantilismo en contiendas de un escenario de drama y comedia. Por un lado se dramatizan como víctimas para engañar a los incautos y, por el otro, la comedia para las telenovelas de Televisa y TV Azteca confabulando en contra de las mayorías de mexicanos. 

Es la vigencia del preludio de una campaña más del miedo, sucia y negra como las mentes de la derecha y de la oposición clasista y racista.

Por ello, es importante recordar que, a mayores promesas de campaña, el abismo entre realidad y subjetividad se encuentran y dividen. Claro, exprofesamente, los mismos que saquearon, robaron y excluyeron a los verdaderos defensores de la sociedad; algunos presos, otros desaparecidos, muchos más asesinados por las huestes del PriAn. 

Ante ello, a las verdaderas mentes conscientes y sin olvidar el pasado duro y obsceno de incertidumbres debemos reivindicar la lucha de los pueblos. Ni un 1968, 1971 o 2014, parteaguas de la vida libertaria de jóvenes asesinados por el sistema capitalista heredada por el PriAn y la derecha antimexicana como de los “intelectuales” inorgánicos en alianzas con académicos de confort, clasistas y arribistas caracterizados por el oportunismo de migajas.

Referencias

De León, Paola (2021): El dinero de políticos mexicanos y sus familias desembarca en paraísos fiscales. En línea: https://let.iiec.unam.mx/node/3882

Ferri, Pablo (2024): El asesinato de la candidata Gisela Gaytán en Celaya se enreda entre las pugnas políticas y los grupos criminales. En línea. https://elpais.com/mexico/elecciones-mexicanas/2024-04-13/el-asesinato-de-la-candidata-gisela-gaytan-en-celaya-se-enreda-entre-las-pugnas-politicas-y-los-grupos-criminales.html

Bobbio, Norberto (2014): De la razón de estado al gobierno democrático. En línea: https://www.iepcjalisco.org.mx/sites/default/files/unidad-editorial/publicaciones/norberto_bobbio_de_la_razon_de_estado_al_gobierno_democratico.pdfSalas, Suárez Joel (2019): Transparencia para el control de la corrupción. En línea: http://amocvies.org.mx/sites/default/files/Asambleas/A52%20Nayarit/Material/Transparencia%20Para%20el%20Control%20de%20la%20Corrupci%C3%B3n.pdf

Related posts