David Bowie, adiós al mejor músico de la era moderna

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Jairo Rueda Estrada

Ilustraciones: Ricardo Cortés

Y cuando Carlos despertó, el camaleón ya no estaba ahí.

12 de enero de 2016.- El lunes 11 de enero de 2016 el mundo se despertó con la noticia del fin de la vida terrenal de David Bowie (Londres, 8 de enero 1947 – Nueva York, 10 de enero 2016), nacido bajo el nombre de  David Robert Jones, el genio ha muerto a los 69 años de edad, luego de perder la batalla contra el cáncer y solamente dos días después del estreno de su esperadísimo disco “Black Star”.

La muerte de un genio de su calibre no es cualquier cosa. Posiblemente hemos perdido (yo no puedo sino tomarlo de manera personal) al músico más prolífico, versátil, impredecible, polémico, visionario, y un largo etcétera. Los adjetivos quedan cortos para describir al que fuera el músico más influyente de la historia moderna y ejemplo a seguir para los músicos de su generación y de las generaciones venideras.

 

 

david bowie visiting oh im just visiting

 

Desde su debut en 1967 con su disco homónimo, Bowie fue marcando la pauta y continuó haciéndolo hasta el fin de sus días. Nos regaló obras maravillosas que no obstante el paso de los años siguen y seguirán vigentes. Revisando su discografía y siendo estrictos, es prácticamente imposible encontrar puntos bajos en su carrera. Probablemente muchos apuntarán un bajón en sus discos de los años 80´s. Para mí, es imposible.

David Bowie se reinventaba en cada producción, su genialidad cómo compositor, músico, arreglista e interprete afloraban en cada canción y su catálogo en mi opinión es impecable.

Sus puntos más altos es posible encontrarlos entre 1969 y toda la década de los 70´s y en su increíble reinvención en los 90´s, a partir del disco-regalo (Black Tie  White Noise), que escribe para su  boda con la modelo Imán.

 

david bowie bowie not bad the man who fell to earth

 

¿Cómo es posible que muera el genio que inventó el futuro? ¿Cómo es posible que muera el hombre que vendió el mundo?

Complicado encasillar al genio en un género. Sus inicios podrían estar en el soul y fueron mutando al folk psicodélico, al glam-rock, al funk, al jazz, al rock clásico,  a la música electrónica  en forma de drum and bass y prácticamente a cualquier estilo por el que el talentoso Bowie tuviera interés por explorar.

David Bowie ha creado para el mundo no solamente canciones memorables (no quiero citar ninguna para no dejar ninguna afuera), el genio inglés nos ha regalado personajes épicos que nos seguirán acompañando en nuestras vidas. David Bowie mutaba de uno a otro según su conveniencia. David Bowie era atinadamente llamado “Camaleón”, y haciendo honor al mote cambiaba y nos cambiaba en cada interpretación.

 

 

Ziggy Stardust, The White Duke, Alladin Sane, Major Tom y parece que ahora Lazarus. Se le puede llamar de muchas formas y el genio permanecerá. David Bowie fue un artista en toda la extensión de la palabra. Influenció en el mundo de la música, de la moda, las artes visuales y el cine.

Siendo el mejor, se rodeó siempre de gente talentosísima que ha aportado calidad infinita a su carrera musical. Lo han acompañado en la producción de sus discos genios del nivel de Tony Visconti (productor de cabecera al inicio y final de su carrera), Ken Scott , Nile Rodgers, Brian Eno, Reeves Gabrels – guitarrista de sus discos y giras, y con quién formó Tin Machine, durante un descanso a su carrera solista–  y con Trent Reznor .

 

david bowie god bowie ziggy stardust energy form

 

Mención especial merecen sus colaboraciones con solistas y grupos del tamaño de Lennon (con quien escribe la letra de Fame a cuatro manos), Iggy Pop y Lou Reed, Queen (Under Pressure), Mick Jagger (Dancing in the street), Tina Turner, Carlos Alomar, Robert Fripp, Pete Townsheend (The Who), Annie Lennox o Placebo (voz en Without you i´m nothing), y recientemente Arcade Fire (voz y coros en Reflektor).

Siendo un artista total, supo complementar su carrera musical con su imagen visual. Su imagen unas veces andrógina, otras veces elegante y mucha otra estridente, nunca pasaron desapercibidas. Del mismo modo siempre puso especial énfasis en el tema visual de sus presentaciones en vivo y sus videos para promocionar sus sencillos.

Ver un concierto de Bowie en vivo  o en algún reproductor es un deleite visual. Los genios creativos en sus videos van desde Mick Rock (Space Oddity y Life on Mars), Stanley Dorfman (Heroes), David Mallet (Ashes to Ashes, Fashion, Wild is the wind, Let´s dance, China Girl, Hallo Spaceboy, entre otros), Julien Temple (Blue Jean, Absolute Beginners), Gus Van Sant (Fame) , Mark Romanek (Jump they say, Black tie White Noise), Sam Bayer (The heart´s filthy lesson), Floria Sigismondi (Little Wonder, Dead man walking), Dom & Nick (I´m Afraid Of Americas), y recientemente Johan Renck para Lazarus y Black Star del último disco que nos regaló dos días antes de su muerte y parece ser a manera de despedida.

 

 

Memorables son sus participaciones en obras maestras del cine interpretando papeles que quedarán en nuestra memoria para siempre. “The Hunger”, de Tony Scott; “The Prestige”, de Cristopher Nolan; “Basquiat”, de Julian Schnabel;  “Labyrinth”, de Jim Henson, y la polémica “The Last Temptation of Christ”, de Martin Scorsese, son solamente algunas de sus más importantes interpretaciones en el séptimo arte.

En esos papeles al lado de consumados actores David Bowie nunca desentonó. Alternó con actores del tamaño de William Dafoe, Gary Oldman, Harvey Keitel, Catherine Deneuve, Susan Sarandon, Christian Bale, entre otros. Bowie siempre se supo actor, bastaba verlo en el escenario interpretando a alguno de sus personajes.

 

david bowie labyrinth orb do you want it

 

Recientemente su influencia en las artes fue homenajeada con una exposición itinerante llamada “David Bowie is”, en donde se exhiben objetos, pinturas, instrumentos, carpetas de discos, videos, trajes usados por Bowie –un maniquí con el traje de Ziggy Stardust, a manera de ejemplo –, y toda serie de artículos referentes a Bowie, su imagen y su legado y que solamente algunos afortunados han podido apreciar en los museos en que se ha presentado (Victoria and Albert Museum en Lóndres, La Philharmonie de París, y Museum of Contemporary Art de Chicago).

Complicado hacer una semblanza o escribir objetivamente de un genio que todo lo que tocaba lo convertía en una obra  maestra. Complicado escribir a escasas horas de su muerte y no pensar que el mundo con sus 4 billones 543 de años se ha quedado sin uno de sus personajes más importantes. La muerte de David Bowie es posiblemente la más sensible en la historia moderna de la música, yo al menos no encuentro a nadie que se le pueda equiparar.

En estos momentos, posiblemente un astronauta llamado Tom, que se encuentra perdido en el espacio desde hace más de cuatro décadas, pueda finalmente escuchar una voz de barítono llamándolo, y posiblemente el astronauta va a responder mientras acá en la tierra hoy las estrellas se ven diferentes.

 

Related posts