TDAH o no te da

Por Astrid Perellón

Diversos especialistas como el doctor J. K. Freud (sobrino nieto del padre del psicoanálisis), aseguran que el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad no existe. Cito la referencia de la entrevista que le hizo abc.es: “la persona que describió el trastorno de déficit de atención con hiperactividad por primera vez, dijo (…) que éste era «un excelente ejemplo de un trastorno inventado»”.

Todos tenemos algún conocido que es señalado como anormal por su curiosidad incansable, su intención y arrojo, la avidez con que quisiera estar en todas partes excepto metido en casa con el perro, la abuela, el gato y la tensión entre papá y mamá. Pero la razón por la que parece irritarnos es por la habilidad que desarrolló que nos parece defecto: ignorar lo que no le interesa (a los adultos) para atender aquello que lo cautiva.

 

Esa última premisa es la que saca de quicio a maestros o padres, calificando al niño de mal portado. Se le recetan pastillas para <<encajar en el sistema escolar>>, en lugar de considerar la pregunta crucial: ¿por qué los niños no nos conceden el 100% de su tiempo mental? ¿Qué acaso los adultos no somos suficientemente interesantes, poseedores de la verdad absoluta y las reglas infalibles para conseguir todo lo que uno desea? ¿Por qué los niños no se dan cuenta que los guiamos por su bien? ¿Qué no ven lo felices y exitosos que somos los adultos, haciendo tal cual nos enseñaron cuando teníamos su edad?

FA-NinosT

Yo no contestaré por usted, pero sí compartiré una fábula del aquí y el ahora donde Leonardo Da Vinci se interesó en los bichos, al punto de no comer, no dormir, no hacer caso de quién le hablaba. Su padre previsor compró instrumentos para estimular su estudio de la naturaleza y cuando llegó a casa, Da Vinci ahora estaba absorto en la observación de las estrellas. ¡Está trastornado! ¡Le falla la atención! ¡Es muy activo!, podrían haber dicho, administrándole drogas para sosegar su aparente exceso de energía. Ese Da Vinci sometido, ahora vería la televisión sentado, programa tras programa, sin causar problemas, memorizando y respondiendo lo que se le pide. Da Vinci sería un niño modelo de diez, nada respondón. Los libros de ciencia, historia, filosofía no lo mencionarían pero su papá lo recordaría con orgullo.

 

 

He aquí la entrevista completa a J.K. Freud:

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20131126/abci-freud-psicoanalista-ninos-201311221704.html

Related posts