#Podemos: La insurrección ciudadana contra los partidos tradicionales

 

Por Mónica Loya Ramírez

31 de mayo de 2015.- ¿Estás harto de la corrupción? ¿De los discursos huecos de partidos políticos? ¿No quieres votar en las elecciones porque siempre son los mismos? ¿Piensas que no se puede hacer nada para cambiar las cosas? En España, el movimiento ciudadano Podemos ha logrado poner a temblar a los dos partidos que han tenido el poder desde la transición en ese país en 1978, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE)  y  el Partido Popular (PP).

Los orígenes de Podemos están en el movimiento M-15 de los indignados de España, que manifestaron su hartazgo ante la clase política gobernante y tomaron la Puerta del Sol para protestar por los rezagos sociales que trajo una de las mayores crisis económicas en el país.

La gran mayoría de los líderes de Podemos surgieron de las universidades, muchos de ellos son profesores de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid.  Tienen experiencia en movimientos sociales y conocen la política latinoamericana, pues uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero, fue asesor del expresidente venezolano Hugo Chavéz, elemento que ha sido fuertemente cuestionado por la opinión pública y ha servido para que les tachen de “pro chavistas”.

El manifiesto Mover Ficha : convertir la indignación en cambio político, firmado por una treintena de intelectuales, personalidades de la cultura, el periodismo y el activismo social y político, difundido por la publicación digital Público, presentado el fin de semana del 13-13 de enero de 2014 marca el origen de Podemos.

Su dirigente más visible es Pablo Iglesias, un joven de 35 años que estudió derecho y Ciencias Políticas y de la Administración en la Universidad Complutense de Madrid y en 2008 obtuvo el doctorado con calificación de excelente. Gracias a una beca también estudió en Cambridge en el Centre of Latin American Studies.

Podemos ha enfocado su campaña en dos claves fundamentales, la crítica a la que denomina “la casta”, que es el grupo en el poder que ha acumulado privilegios, alejándose de las necesidades del ciudadano común y el que sus líderes son “personas normales”.

 

 

Fundado en enero de 2014. Cuatro meses después de su formación, Podemos participó en las elecciones europeas de 2014, logrando cinco escaños (de 54) con el 7.98% de los votos, lo que lo convirtió en el partido más votado de España. En los primeros 20 días que permitió la inscripción reunió más de 100 mil miembros, convirtiéndose en el tercer partido en número de afiliados y en octubre ostentaba ya el segundo lugar, con más de 200.000.

Podemos ha utilizado al máximo las nuevas plataformas digitales, pues no sólo se han promocionado sus líderes en las plataformas de Youtube, sino que han generado, desde su página  un sistema de participación, ya que  110 mil personas votaron en el proceso para definir las bases políticas, éticas y organizativas del partido. Para votar sólo era necesario inscribirse y participar por medio de la plataforma en Internet.

El pasado 24 de mayo, Podemos obtuvo un importante triunfo en las elecciones españolas al convertirse en un partido bisagra con el que se tendrá que negociar para llegar a mayorías. Aunque el PSOE y el PP siguen siendo los más votados, ya no se repartirá entre ellos la votación total.

En Madrid, la candidata de Podemos, Manuela Carmena, fue la segunda más votada (con 31.8%), debajo de Esperanza Aguirre, del PP (34.5%). Si se logran acuerdos entre otras fuerzas, principalmente con el PSOE, la candidata de Podemos podría ser acaldesa.

Ada Colau, la futura alcalde de Barcelona (sería la primera mujer en ocupar el cargo), activista contra los desahucios, no proviene de las estructuras de los partidos y de ninguna de las familias de la política catalana y fue apoyada por la plataforma ciudadana que integra a Iniciativa, Esquerra Unida, Podem (Podemos), Procés Constituent y Equo .

 

 

Ahora el reto de Podemos será ser un partido con poder y lograr equilibrar las propuestas de su origen opositor con políticas de gobierno aterrizadas y consensadas con los partidos que fueron el centro de su crítica y la razón misma de su fuerza.

Podemos dio un paso fundamental en España para romper el bipartidismo y la partidocracia. En México eso aún se ve muy lejos.

 

Related posts