Messi: Dos visiones de una foto histórica

Por Salvador Almeida Junquera

13 de Julio del 2014. Se disputó la final de la Copa Mundial de la FIFA en el estadio Maracaná en Río de Janeiro, Brasil. El juego final fue disputado entre las selecciones de Alemania y Argentina.

Alemania venía de vencer por siete goles a uno a la selección de Brasil, quien contaba con la ventaja de la localía. Por otro lado, Argentina logró vencer a la selección holandesa en un partido agónico, que se definió en tanda de penales y cuyo marcador fue cuatro goles a dos.

Por todo esto, la selección teutona partía como favorita, pero contaba con una gran desventaja, cuyo nombre era Lionel Andrés Messi Cuccittini, mejor conocido como Leo Messi, quien, a pesar de no haber estado a su tope de rendimiento en todo el Mundial, es un jugador del que no te puedes confiar, ya que en cualquier momento puede cambiar el rumbo de un partido con un destellos de habilidad.

Después de noventa minutos muy luchados y no muy vistosos, el marcador seguía empatado a cero goles, lo que forzó que el encuentro se fuera a tiempos extra. Ya en el alargue, el jugador alemán Mario Götze abrió el marcador en el minuto 113. Gol que le bastó al conjunto alemán para levantar la Copa Mundial y dejar a la selección argentina y a Leo Messi con las manos vacías.

Leonel Messi, un jugador fuera de serie en el futbol, siempre ha estado en la disputa contra Cristiano Ronaldo por ser el mejor del mundo, y contra Diego Armando Maradona y Pelé, por ser considerado el mejor jugador de la historia.

En la disputa entre Cristiano Ronaldo y Leonel Messi por ser el mejor jugador del mundo, el ganador se da a conocer a través de un galardón individual que entrega la revista France Football en conjunto con la FIFA, llamado Ballon d’Or, en español, Balón de Oro. Reconocimiento que es entregado anualmente al mejor jugador del mundo a través de una votación entre capitanes de selecciones nacionales, directores técnicos y periodistas.

A pesar de que Messi se apoderó de este galardón por cuatro años consecutivos, de 2009 a 2012, Cristiano Ronaldo había obtenido el premio en el 2008 y el galardón pasado en el 2013. En el año 2014, liderados por Cristiano Ronaldo, el Real Madrid consiguió el trofeo de la UEFA Champions League, máximo título a nivel de clubes europeos, pero por otro lado Portugal tuvo una desastrosa participación en el Mundial. Es por esto que si Messi lograba coronarse con la Copa Mundial, tendría una gran oportunidad que arrebatarle el balón de oro a Cristino Ronaldo y consolidarse como mejor jugador del mundo por un año más. Pero no fue así, por lo que Cristiano Ronaldo se proclamó ganador del Balón de Oro 2014.

Como jugador, el argentino Diego Armando Maradona nunca pudo obtener un balón de oro, ya que anteriormente era entregado sólo a jugadores europeos, pero logró obtener varios títulos a nivel de clubes y se consolidó con grandes actuaciones, siendo campeón en la Copa Mundial de Fútbol de México1986 y el jugador estrella de la selección argentina.

El brasileño Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como Pelé, siendo la estrella de su selección, fue campeón del mundo en tres ocasiones, en el mundial de Suecia en 1958, la Copa Mundial de Chile 1962 y en el año de 1970, en el Mundial de México. Cabe mencionar que el Mundial de Suecia lo conquistó siendo un referente en su selección, a la corta de edad de 18 años. Es por esto que Diego Armando Maradona y Pelé son considerados dos de los más grandes jugadores en la historia del futbol.

Hoy en día, Leo Messi ha conseguido todos los títulos posibles a disputar por un club representando al FC Barcelona. Tiene en su poderío cinco Balones de Oro, más que ningún otro jugador, pero es aquí cuando toma relevancia la fotografía.

Nunca ha ganado el máximo título en el fútbol, la Copa del Mundo, aunque la opinión pública es diversa en cuanto si es el mejor de la historia. Algunos mencionan que no necesita ganarla y que ya ha demostrado con títulos y actuaciones que es el mejor jugador de la historia del fútbol. Otros dicen que, de no ganarla, nunca podrá ser considerado el mejor.

Como dato extra, se puede observar en la imagen que Messi no está mirando la Copa, sino que su mirada se encuentra en otro punto. Pero hay que decirlo, es evidente la tristeza del jugador.

 

Related posts