Las correcciones: retrato de familia

Por Anahí García Jáquez/Radio Gatell

Estados Unidos. Década de los setenta. Alfred y Enid Lambert son padres de tres hijos: Gary, Chip y Denise. Son la típica familia norteamericana en la que el padre ya se ha jubilado y sus hijos se marcharon tiempo atrás para hacer sus vidas. 

Pero no todo es lo que parece, ya que por muy normal que suene, la realidad se terminará asomando de una forma u otra.

Las correcciones es un trabajo del escritor estadounidense Jonathan Franzen, quien, como dato curioso, lanzó este libro días antes del 11 de septiembre de 2001 y, a pesar de su enfoque cínico y el ánimo que privaba, fue bien recibido por la crítica y el público. 

Este texto es una crónica de la vida de la familia Lambert y abarca un periodo importante de tiempo, esto es, de los años setenta hasta finales del siglo XX. Un narrador en tercera persona lleva al lector a un viaje por las filias y las fobias de los Lambert y los describe a todos y cada uno de ellos en forma detallada, así como las situaciones en las que se inmiscuyen y que a momentos podría parecer irreales.

Enid, como la matriarca de la familia, se la pasa buscando la reunión de todos los miembros en Navidad, ya que tiene por hábito meterse en la vida de sus hijos, los cuales ya son adultos que han hecho o intentan hacer su vida aun y cuando los fracasos suelen ser una constante. 

Alfred, el padre, es un jubilado que trabajó para la industria ferroviaria y comienza a mostrar señales de demencia senil y síntomas del mal de Parkinson, por lo que está perdiendo el control de sí mismo y, por lo tanto, desea imponer su voluntad a su esposa, quien se resiste a ello. 

Gary, el hijo mayor, se dedica a la banca y es el más exitoso en apariencia, aunque en realidad es depresivo y sufre de alcoholismo pero, en vez de enfocarse en sus problemas, busca ayudar a su padre a través de tratamientos experimentales. 

El hijo de en medio, Chip, es un profesor universitario que busca realizar su sueño de escribir un guión, pero vivirá una serie de aventuras que lo llevarán a Lituania. Y la hija menor, Denise, trabaja incansablemente para convertirse en una chef, pero las intromisiones de su madre y sus aventuras amorosas serán los obstáculos constantes en su camino.

Este texto es un una crítica social, pues muestra el enfrentamiento de dos generaciones: la de los padres con sus ideas fijas sobre lo que debería ser el éxito basándose en creencias de antaño, y la de los hijos, que sólo desean ser felices a su manera, desmarcándose de sus progenitores y pensando en ser independientes y autónomos, por más que sean arrastrados hacia sus progenitores. 

Todos estos personajes, tan bien escritos y delineados, son una representación de cada sector de la sociedad norteamericana, pues muestra sus miedos, sus complejos, su forma de vivir, sus insatisfacciones, sus relaciones fallidas, sus triunfos y sus derrotas.

Las correcciones es un texto muy largo, pero en ningún momento pierde su ritmo, ya que está aderezado con mucho sentido del humor y hasta de forma exagerada, lo cual contrasta con lo reales que son las circunstancias de vida de los personajes. 

En sí es un libro que carece de trama, lo cual lo dota de originalidad, por lo que el lector será atraído al mundo de los Lambert e intentará descubrir si cada uno de ellos puede hacer algo de su vida o, al menos, componer el rumbo de ésta.

Las correcciones. Jonathan Franzen. 2001. Editorial Seix Barral. 

Related posts