La danza es como una maquinaria perfecta

Por Frida Valencia Ramírez

 

“Todo comenzó con una fractura”, dice Diego Membrillo mientras se levanta la manga del brazo izquierdo para mostrar el lugar exacto de la lesión ocasionada por una de sus grandes pasiones, la lucha olímpica.

 

Regresando de la Olimpiada Nacional 2009 ocurrió el evento que le dio un giro a su vida. La fractura le impidió seguir luchando y practicando waterpolo, otra de sus actividades preferidas.

 

Diego, un joven fornido con tez morena, de estatura media, ojos grandes y cafés un poco claros, tiene en la muñeca una pulsera de papel azul, con la leyenda “encuentro de danza”, un evento que se lleva a cabo en el Centro Nacional de las Artes, al que solo pueden entrar los estudiantes o maestros de escuelas de baile y, como es de suponer, él es bailarín.

 

Todo comenzó a partir de su fractura. Encontró a un profesor que lo invitó a formar parte de un proyecto de baile folclórico mexicano y él aceptó entusiasmado, ya que le parecía inquietante la manera en que el baile utilizaba el cuerpo humano, “como una gran máquina perfecta” en la que podía desenvolverse sin que esto le provocara otra lesión.

 

Además de sus múltiples actividades, estudiaba ingeniería en sistemas electrónicos y sociales, carrera que dejó por la danza. “Ya sé, es algo raro”, comenta Diego entre risas.

 

La danza tiene fecha de caducidad. “Si no empiezas joven o por lo menos antes de los 22 años, ya no puedes ejercerla”. Eso fue lo que motivó a Diego a cambiar la ingeniería por una licenciatura en la Academia de danza mexicana, en donde veía más que sólo pasos de baile, como anatomía, etnología,

historiografía, música tradicional, teatro y métodos de enseñanza.

 

La fractura sanó y Diego volvió tanto a la lucha como al waterpolo, sin dejar a un lado la danza. Sin embargo ya no entrenaba con la misma confianza. Es el miedo que te queda después de sufrir un accidente.

 

Ahora encontró una nueva pasión y aunque planea retomar la ingeniería en sistemas, en sus planes no está dejar la danza.

 

Related posts