El profesor Unrat: decadencia a ritmo de cabaret

Por Anahí García Jáquez/Radio Gatell

Alemania. Principios del siglo XX. El profesor Raat da clases en una secundaria que, al estar resentido con la vida, se desquita con sus alumnos, tratándolos de manera tiránica.

De repente y sin buscarlo, se encuentra con Rosa Fröhlich, una mujer que le mostrará un mundo que no conocía y que podría convertirse en su perdición.

El profesor Unrat es un trabajo del escritor alemán Heinrich Mann, hermano del célebre Thomas Mann y que sitúa esta obra en su país natal y en la misma época en la que vivió, además de incorporar a esta historia muchas anécdotas de su vida. 

Un narrador en tercera persona nos describe a un hombre apodado por sus pupilos Raat (que en alemán significa “basura”), que ha enviudado y se quedó solo con un hijo. 

Además de eso, se nos presenta a un ser déspota, misántropo y que abusa de su poder como maestro para maltratar a sus alumnos, a quienes ve como lo peor de la sociedad y que está obsesionado con la moral y las buenas costumbres, sin contar su rechazo a todo lo que huela a modernidad, como lo es Lohmann, un chico de 17 años que forma parte del estudiantado. 

Todo eso cambia una vez que conoce a Rosa, una bailarina que trabaja en un cabaret llamado El Ángel Azul y que debido a su profesión no goza de buena reputación. Es así como dos seres que son diametralmente opuestos juntan sus caminos.

El autor nos ubica en un contexto previo a la Segunda Guerra Mundial, donde su país atravesaba una crisis moral, y es por eso que los dos personajes principales son los dos extremos: la gente de cierta edad que se aferra a sus valores y rechaza los tiempos nuevos y la gente del bajo mundo, que rompe con todo lo establecido sin importarles el qué dirán. 

El puente entre ambos es Lohmann, la sangre joven que está descubriendo el mundo y lo que hay en él y es por ello que se siente atraído por esa mujer fatal y su maestro se siente con la necesidad de salvarlo y así comienza su acercamiento con Rosa. Estos dos mundos se fusionan y es así como ambos perseguirán sus propios fines, muy distintos entre sí.

El autor hace una crítica muy fuerte a la sociedad y su hipocresía, mostrando que los valores no son tan fuertes y que una persona puede cambiar de la noche a la mañana según le convenga, además de que los convencionalismos fomentan situaciones tales como la doble vida o el enmascarar ciertas conductas para poder obtener beneficios. 

Se nos habla de la superioridad moral, sobre la creencia de que los jóvenes están equivocados por el simple hecho de su edad, del odio hacia los que nos rodean, los deseos de venganza, de cómo las víctimas pasan a ser victimarios y cómo quienes pueden parecer seres de conductas reprobables pueden poseer los mejores sentimientos.

El profesor Unrat puede parecer a ratos un texto lento, sobre todo en la primera parte, pero una vez que arranca la acción, se desarrolla de manera fluida. 

Es, pues, un buen intento de analizar a un ser humano por demás complejo, que puede ser como cualquiera, que se va acercando al abismo y lo hace de la mano de una mujer que podría darle mucho o quizá quitarle todo, pero al menos le inyectará vida.

El profesor Unrat. Heinrich Mann. 1905. Editorial Debolsillo. 

Related posts

Leave a Comment