El fin de la aventura: lo interesante de lo prohibido

 Por Anahí García Jáquez/Radio Gatell 

En el Londres de 1946 bombardeado por los alemanes, el escritor Maurice Bendrix tiene un amorío con Sarah Miles, esposa de su amigo, el diplomático Henry Miles. Se da un suceso que lleva al término de la relación y a partir de ahí, empieza la búsqueda de los motivos por los cuales Sarah ha dejado a su amante. 

El fin de la aventura (también traducido como El fin del romance o El final del affaire) es un trabajo del escritor inglés Graham Greene.  

Esta historia está contada por dos narradores, en este caso Maurice y Sarah, donde se nos desvela su relación ilícita y podemos conocer a Henry, la otra parte de este triángulo amoroso, así como las personalidades de cada uno de ellos.  

La novela está estructurada en cinco partes o “libros” y, en ellos, se tiene el tono inteligente e irónico de Maurice hasta que llega a la voz poética y reposada de Sarah y en ambos se cuenta la historia a partir de flashbacks para luego volver al presente.   

El autor recurre a giros en la trama que mantienen la atención del lector y lo van involucrando de forma plena en la trama, que, al avanzar la lectura, va tomando matices insospechados. 

En este libro, Graham Greene aborda temas como el amor, los celos, la obsesión, la traición, que en este caso serían los claroscuros de las relaciones sentimentales. 

Pero eso es sólo el principio, ya que en la segunda parte se va metiendo en terrenos aún más profundos como la religión, el pecado, el arrepentimiento y la renuncia a la pasión para aferrarse a la fe, lo cual parecería una contradicción en sí misma pero el trayecto que sigue esta obra lo hace parecer como una consecuencia del proceder de sus protagonistas. 

El fin de la aventura es un texto con un lenguaje preciso y una narrativa espléndida que lleva al lector por un sendero tortuoso, como sólo puede serlo la vida misma de un ser humano cuando se enfrenta al complicado tema del adulterio y todo lo que proviene de él, hasta que se topa con el cuestionamiento de la existencia de un Ser Supremo y de los milagros y lo que esto puede generar en una persona (esto inspirado en la vida del propio autor y su búsqueda espiritual).  

Es, sin duda, una obra que atrapará al lector y jamás lo dejará indiferente al destino de los tres personajes centrales, así como sus afectos y deseos. 

El fin de la aventura. Graham Greene. 1951. Editorial Heinemann 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts