Desde 2019, exdirector del INNN advirtió a Salud sobre “inminente reemplazo” de equipo médico prioritario

 

Por Rivelino Rueda

Desde el año pasado, el doctor de alta especialidad, Miguel Ángel Celis López, exdirector del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), advirtió a la Secretaría de Salud sobre el inminente el remplazo de equipo médico prioritario para continuar realizando procedimientos de diagnóstico y terapéuticos ambulatorios y hospitalarios.

En el Programa Anual de Trabajo 2019, el médico neurocirujano expuso la urgencia de actualizar el equipamiento hospitalario, así como el mantenimiento de la infraestructura física.

Al respecto, planteó buscar apoyo para la donación de equipos por el Patronato de la Beneficencia Pública, así como la aprobación de donativo por el Seguro Popular.

Al respecto, en un apartado sobre las “amenazas” que tenía el INNN, Celis López destacó la “disminución en el presupuesto para mantenimiento y conservación de infraestructura y equipamiento, ya que (en el presupuesto asignado a la institución) no se consideran áreas y equipos nuevos”.

El martes de la semana pasada, en la conferencia mañanera de Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que la “visita sorpresa” que realizaron al INNN los titulares de las secretarías de la Función Pública (SFP) y de Salud, Irma Eréndira Sandoval y Jorge Alcocer, respectivamente, “se incluyó el descubrimiento de que equipos quirúrgicos de alta tecnología estaba en desuso, a pesar de estar en buenas condiciones, lo que daba lugar a presión para contratar servicios externos”.

El pasado 21 de febrero, dos semanas después de que los secretarios de Salud y Función Pública realizaran una visita de inspección, Celis López fue removido del cargo como director general del INNN por el voto mayoritario de la Junta de Gobierno de esa institución, la cual presidió el titular de Salud, Jorge Alcocer.

Los argumentos de la Secretaría de Salud para este despido se debieron a la denuncia de siete enfermeras y dos médicos del INNN, quienes acusaron a Celis López de “anomalías en el manejo de medicinas e insumos dentro de la institución”, a quien se le señaló de “incompetencia”, “abandono de labores” y “falta de honorabilidad”.

En ese sentido, López-Gatell reveló el martes que la Secretaría de la Función Pública (SFP) tiene abiertas investigaciones contra personal del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, y argumentó que “el desarrollo de estas investigaciones no representa que el Gobierno «esté en contra de los médicos y de las enfermeras”.

Related posts