El deporte y su simbolismo hegemónico, a propósito de los Juegos Olímpicos en Río 2016

Por Víctor Del Real Muñoz

Ver las olimpiadas cada cuatro años, observar la cantidad y calidad de atletas que cada país tiene así como el tipo de competencias en los que cada delegación ostenta un brazo de fuerza peculiar, reivindica uno de los ejercicios de política internacional más significativos que se puede tener por fuera de los libros, las conferencias y los debates además de las clases dentro de una facultad de estudios al respecto a nivel licenciatura, maestría o doctorado.

 

El poderío bélico, hegemónico, político y económico de países como Estados Unidos, China, Alemania o Francia lo podemos hacer analogía de una realidad internacional cuando observamos las condiciones físico atléticas de sus deportistas, la naturaleza de las  pruebas de mayor éxito deportivo de estas naciones, en las marcas que los atletas de estos países imponen en cada competición, en el tipo de alcance atlético y de preparación física y emocional así como el presupuesto y proyección que cada deportista tiene previo a llegar a unos juegos olímpicos, etc.

 

En cambio, en el extremo opuesto podemos encontrar a las delegaciones pobres, raquíticas, sin muchos elementos a favor, con todas las de la ley y en contra, de menos de 30, 20 o hasta 10 integrantes, sin potencial, sin un brazo de representatividad y de fuerza en algún elemento exógeno y endógeno dentro del contexto de cada prueba competitiva; en todo caso, solo la digna causa de poder representar a su país humildemente para cada atleta. Muchos países asiáticos, africanos, algunas colonias, países insulares de América, incluso uno que otro país de América Latina.

 

A la mitad de los anteriores contextos, y desde diversos matices, encontramos casos como el de nuestro país con una delegación más o menos adhoc al tipo de nación que somos, entre los 120 y 140 representantes, pero con un margen hasta cierto punto limitado en aspiraciones competitivas amplias en obtención de logros y de posibilidad de consagración de largo alcance. Algo muy parecido al resto de los países de América Latina, excluyendo a Brasil y Cuba histórica y actualmente.

 

La hegemonía deportiva de Estados Unidos, China, Alemania y Francia en el medallero, olimpiada tras olimpiada, se traduce en la hegemonía de orden multipolar que desde hace tiempo estos países ejercen en el mundo. Es impresionante ver la cantidad de pruebas, deportes, capacidades y logros de tan diversa naturaleza son capaces de desarrollar los atletas de estas naciones.

 

Sin duda, estos aspectos deportivos (algunos más cercanos a la pureza deportiva y deporteísta que en teoría toda competencia debiera tener) son elementos gráficos que precisarían mayor análisis científico social de gran calado académico […] aquí, tarea para la academia.

 

Brasil: Candil de la calle, oscuridad de casa

 

La ostentosidad de los brasileños en los eventos deportivos de los últimos años desde aquellos juegos panamericanos de Río de Janeiro 2007, la Copa Confederaciones de Futbol 2013, la posterior Copa del mundo de futbol 2014, los presentes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y la venidera Copa América de Brasil 2019, contrasta con la realidad socioeconómica de aquel país.

 

Sin embargo, la imagen de primer mundo con esas ciudades brasileñas modernas de los rascacielos tapizando el área metropolitana de Sao Paulo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Brasilia, Salvador de Bahía, Fortaleza o Belo Horizonte contrasta con la pobreza estructural, la precariedad salarial, la volatilidad económica, la incertidumbre, la polarización, la inflación, la dependencia tecnológica y comercial de Brasil con China y los países industrializados, y la distancia abismal entre las condiciones de vida de la burguesía local (siempre aliada con las elites económicas del mundo, sean Chinas o del mundo occidental anglosajón y europeo) y el grueso de los habitantes brasileños.

 

Actualmente, Brasil (principal economía de América Latina) ostenta serios problemas de orden estructural que requieren de amplios manejos políticos y responsables; una situación por demás conocida por la realidad que a diario lidiamos los mexicanos en nuestro país (por cierto, segunda economía de Latinoamérica).

 

Medios de contacto.

Correo. real_rojo@hotmail.com

Facebook. Víctor Del Real Muñoz

Twitter. @vdelrealm

Lugares: Cd de México-Zacatecas

Guadalajara-Buenos Aires

Related posts