Del cerco mediático y la desinformación de Televisa

Por Guillermo Torres

En medio de un contexto político y social coyuntural, los autodenominados comunicadores de Televisa nuevamente recurren al engaño y la manipulación. En la pretensión de repetir su fórmula de imposición electoral; Carlos Loret de Mola ha hecho gala de su vocación fascista y antidemocrática.

Al filtrar un video para denostar a AMLO, toda la maquinaria de ignominia y latrocinio mediático está en marcha, ya no es suficiente su agenda mediática plagada de programas aptos para disminuidos cerebrales, o al menos eso pretenden con su transmisión.

Bloquear todo sentido crítico en la opinión pública para que adopten su modelo social como ideal de ciudadanía; compre, consuma, embrutézcase, compórtese y piense como mejor conviene al grupo reaccionario aglutinado ya en un solo bloque, la alianza por el exterminio de la soberanía nacional en México y el ejercicio de su ciudadanía.

Ciro Gómez Leyva le hace segunda con una entrevista a modo, que más que permitir al entrevistado exponer sus planteamientos; busca solamente externar su propio punto de vista y de paso intenta subjetivizar las respuestas del entrevistado.

Una vez más AMLO ha demostrado su gran talla como hombre de estado. Mientras Gómez Leyva defiende lo indefendible, diciendo que no existe corrupción alguna en el régimen peñista.

Una función de box que busca distraer, al tiempo de dar el mensaje entre líneas de la decadente fórmula del PRI, coincidente con otra agresión a los normalistas; para dejar claro su slogan de campaña, reforzado por una imagen fotográfica de Alfredo del Mazo, levantando el puño y diciendo que va “Duro y con Todo”.

La maquinaria de la fábrica de sueños está engrasada y caminando rumbo al 2018, bien pertrechada con sus mentiras y su modelo de entretenimiento e información que buscan perpetuar y hacer efectivo en la ciudadanía con los clichés y estereotipos aspiracionales que de tanto hueco racional y cognitivo solamente llenan de vacío. Su declaración en la entrevista con AMLO, de que Martí Batres trabaja para el régimen cubano sin ningún tipo de prueba o sustento; pretendiendo crispar el ánimo y desvirtuar la opinión que desemboque en la guerra sucia permanente contra el líder nacional de Morena.

Ahora es el momento, ahora que Venezuela pasa por mal momento, todo lo que pueda “relacionar” con la propuesta de AMLO y que venga de la izquierda latinoamericana puede funcionar para desvirtuar percepciones y opiniones.

Como si el problema de Venezuela fuera su régimen de izquierda y no la furtiva desinformación y el bloqueo de la oligarquía local e internacional a las órdenes del Pentágono.

La cultura de entretenimiento y desinformación, de Emilio Azcárraga, y su pretensión de sustituir pan y circo por información y sentido crítico está en su máxima expresión, no hay comunicación de los candidatos con el electorado.

De igual modo los candidatos cooptados por la ultraderecha en México, ahorrándose el esfuerzo de proponer y plantear para comportarse como bufones de circo.

Mensaje de José Martí a través de otro Martí y sus barbudos en estos momentos aciagos, peligrosos, de desgracia en que los comunicadores del régimen se erigen como bandera defensora de lo indefendible.

En la lucha por un México más justo nos vamos a encontrar con crueles que nos van a querer arrancar el corazón con el que vivimos, con el que luchamos por cambiar este país porque la vida se nos va en ese ideal. Ni Cardo ni Ortigas cultivo sino una Rosa Blanca de esperanza por cultivar.

Related posts