Cumbres borrascosas: el lado turbulento del amor

 Por Anahí García Jáquez/Radio Gatell 

Cumbres Borrascosas es una mansión ubicada en Yorkshire, en la campiña inglesa. Al llegar ahí su nuevo inquilino, el señor Lockwood, empieza a escuchar la historia de Heathcliff y Catherine contada por la señora Dean, el ama de llaves. Será un relato que no deja a nadie indiferente. 

Cumbres Borrascosas, publicada en 1847, fue la única novela escrita por Emily Brontë (publicada bajo el seudónimo de Ellis Bell), hermana de las también muy reconocidas Anne y Charlotte.  

Es la historia de un romance salvaje rodeado de convencionalismos sociales que se convierten en obstáculos además de una sed de venganza que ha poseído a nuestro protagonista, un personaje tan poderoso que el libro comienza y termina con él.  

Sin embargo, Catherine es una digna contraparte y así es como ambos se convierten en la parte más importante de la historia.  

Esta obra toca temas como el destino, la obsesión, la pasión y la revancha, pero también el amor en una versión poco romántica sino más bien, tormentosa, de ésa que lleva a cometer actos inimaginables.  

La historia está contada de manera muy fluida lo cual hace que la lectura sea muy ágil aún y cuando hay narraciones dentro de narraciones, por lo que deja al lector queriendo más cada vez. 

Esta novela también nos habla de ese tipo de conexiones que no suelen darse muy seguido entre dos seres humanos, pero Heathcliff y Catherine la poseen, esto es, un amor que trasciende el tiempo y hasta con toques metafísicos que nos hace reflexionar sobre el poder de los vínculos emocionales lo cual le dan un realce único a esta historia que es ya un clásico de la literatura universal.    

Emily Brontë murió un año después de publicar este texto, pero legó para la posteridad una historia compleja, intensa y a la vez romántica, pero con tintes de odio y desengaño.  

Es realista, pero a la vez es digna representante del romanticismo inglés. El lector se sentirá en los lúgubres páramos de Yorkshire y será un testigo de la naturaleza incognoscible del amor de estos dos seres humanos tan parecidos como tan distintos entre sí. 

Cumbres Borrascosas. Emily Brontë. 1847. Editorial Alianza. 

Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts