México y Persia, unidos por la música de Mehdi Moshtagh

El músico iraní es el primer expositor de la música persa en México y América Latina

Por Angélica Ruiz

 

México y Persia. Dos países que no tienen mucho en común. Uno en occidente y el otro en la parte opuesta del mundo,  donde todo es diferente: la música, la comida, su cotidianidad; y sin embargo,  existe un aspecto en común: su gente. En ambos países las personas suelen ser muy cálidas y esta es la razón más importante para generar motivos de encuentros entre culturas tan disímbolas como la mexicana y la persa.

Este es el punto de partida de una breve charla con el músico y compositor iraní, Mehdi Moshtagh; quien desde hace ya cinco años radica en México por una razón muy poderosa: La Música, la cual define como un arte, una herramienta que le ha servido para expresar lo que tiene en su corazón. En breves y sencillas palabras, este artista nos cuenta de qué va su proyecto en esta parte del mundo.

Desde los tres años, Mehdi sintió el llamado de lo que sería su vocación. A los 14 años comenzó sus estudios de música iraní con maestros como Rasoul Ataei, Ali Bayani, así como los destacados Mohammad Reza Lofti y Dariush Talaei, con quien perfeccionó la técnica del  Setar, uno de los instrumentos más importantes de la música persa y para el cual se ha dedicado en cuerpo y alma.

“El Setar tiene aproximadamente tres mil 500 años de existencia y es muy importante dentro de la cultura y la literatura iraní”, nos cuenta Moshtagh, quien llegó a México  en 2009 para participar en el Festival Ollin Khan, tras haber ofrecido diversos conciertos tanto en Irán como en el extranjero.

Su estancia en ese 2009 lo marcó de tal modo que decidió regresar dos años después para radicar en nuestro país, y convertirse así en el primer expositor de la música persa en México y América Latina, incluso.

fa-menhi

En este tiempo, Moshtagh se ha dedicado a concluir uno de sus proyectos más importantes, la conclusión de su primer material discográfico “Tarde y Lejos”, un trabajo que se gestó en distintas etapas de su vida y que ahora lo ocupa para difundirlo a través de distintas plataformas.

Hasta donde yo sé, afirma Mehdi, “Tarde y Lejos” es el primer álbum de música persa que se edita en México y es un proyecto que inició en 2007 en Irán, pero que tomó forma después de un concierto que ofreció en Radio Unam y que espera estrenarlo en noviembre próximo, cuenta  Moshtagh.

Por lo pronto, el artista persa continuará trabajando para que esto suceda y para dar a conocer la cultura milenaria de su país, pues considera que el arte y la cultura son la base para conocer la cara real de un pueblo y qué mejor que sea a través de la música, cuyo poder es infinito porque con ella se puede llegar a influir de manera positiva en cualquier ámbito.

“Hay que dar la cara verdadera de cada país y yo trato de hacerlo a través de la música”, dice convencido Mehdi Moshtagh.

 

“De repente resurrección”, una obra de Mehdi Moshtagh, donde lo acompañan  jóvenes con síndrome de Down

En 2015 Mehdi obtuvo una beca por parte del todavía Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), con un proyecto de ocho composiciones titulado Pérxico, cuyo objetivo fue crear un diálogo musical entre Persia y México.

fa-menhi2

“Dentro de este proyecto está una obra titulada De repente, resurrección, la cual desde que la compuse tenía la intención de trabajarla con niños con síndrome de down por razones personales, y aunque la experiencia fue complicada, también fue de mucha pasión y deleite”, comenta Mehdi.

De repente, resurrección es una obra compuesta especialmente para ser tocada por el setar, saxofón y percusiones. La interpretación a cargo de Mehdi Moshtagh en el setar, Carlos Pichardo en el saxofón y Francisco Bringas en las percusiones, abrazaron al coro conformado por estos chicos, quienes usaron piedras para tan espléndida interpretación.

 

Esta es la muestra del gran trabajo:

 

Related posts