San Juan Cieneguillas, donde ancianos y madres solteras esperan a sus hijos

Por Adriana Rebeca Pacheco Paz Foto: Edgar López (Archivo) La puerta vieja, rota y llena de polvo se encuentra entreabierta. Una puerta que fue improvisada con tan sólo seis troncos de árboles que no alcanzaron a madurar. Uno de ellos está roto. No brinda protección a la casa ni funciona para buen corral, ciertamente no brinda seguridad. No tiene hebilla ni cerradura pero tiene un alambre de púas que sirve, con un buen amarre, como cerradura. Pero en el campo con eso basta para sentirse bien y seguros, pues casi…