La inseguridad en la Jardín Balbuena

Por Desiree Aguilar Jáuregui

 

Aunque los registros nos muestren que las zonas con mayores índices de crimen son Venustiano Carranza, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Iztacalco y Álvaro Obregón, andar por cualquiera de las 16 delegaciones de la Ciudad de México muestra cómo es que el crimen ha tomado las calles.

 

Hasta hace unos años no era tan común escuchar hablar de delincuencia en la colonia JardínBalbuena por la cercanía de la delegación Venustiano Carranza a ésta, sin embargo, ningún lugar se salva de la cruda realidad en la que vivimos día con día. Desafortunadamente, en estos últimos meses se han visto más asaltos de los que los habitantes quisieran escuchar.

 

“Hace unos meses me asaltaron afuera de mi casa. Iba yo llegando del trabajo, aún no bajaba del carro cuando dos hombres se bajaron de un carro rojo y vinieron corriendo hacia mí con una pistola en la mano. Grité mucho pues me estaba jalando como si me quisieran llevar con ellos, mi papá salió y ellos soltaron un balazo que alertó a todos los vecinos que empezaron a salir. Gracias a dios no pasó a mayores y ellos se fueron sólo con mi bolsa y me cheque ya que era quincena”,  dice Dulce Evangelista, habitante de la Jardín Balbuena.

 

Vecinos de la colonia han pedido apoyo a la policía para que se reduzca el número de delitos. Durante un tiempo, las patrullas estuvieron pasando por las calles de la colonia cada media hora durante el día, actividad que ayudó por un tiempo a que la delincuencia disminuyera. Sin embargo, después de un par de meses el patrullaje terminó.

 

Al parecer, el gobierno ya no tiene el control sobre las calles del Distrito Federal y cada día se viven más secuestros, asaltos, trata de blancas, etc. Los cuerpos de seguridad se han visto incompetentes frente a éste tipo de delitos.

 

Por lo regular, los actos delincuenciales ocurren por la noche, cuando no hay tanta gente en la calle y el patrullaje es casi inexistente.

 

“Cuando acababa de pasar lo de mi asalto, la policía estuvo vigilando día y noche la calle, pero con el paso de los días se acabó nuevamente la seguridad en la calle de mi casa”, añade Dulce.

 

A su vez, Graciela Contreras, residente de la colonia, comentó que los ladrones monitorean las calles para conocer los horarios de los vecinos y robar su casa o robarles a ellos: “Yo he visto un muchacho que anda en bicicleta rondando la cuadra, le llamo a la patrulla, lo revisan pero al final lo dejan ir.”

 

Por tal motivo, ha habido bloqueos por parte de vecinos en la calle de Lázaro Pavia en el cruce con Lorenzo Boturini, para exigir a las autoridades de la zona y al Gobierno del Distrito Federal mayor seguridad en la colonia.

 

Las autoridades de la entidad han puesto varios sistemas de videovigilancia para reducir los índices de violencia. En el mes de agosto se detuvieron a seis jóvenes, entre ellos un menor de edad de 16 años, que desde el mes de diciembre se dedicaban a asaltar a los transeúntes de la colonia.

 

–¿Usted cree que los sistemas de vigilancia que ha implementado la delegación han funcionado?

 

–La verdad es que muy poco. Llevo viviendo desde que tengo cuatro años, hoy tengo 55 y nunca se había visto tanta delincuencia en la colonia como hasta ahora. Las cosas no van a funcionar hasta que no haya corrupción y los dejen salir con un poquito de dinero.

 

Otra medida de seguridad que ha tomado la autoridad ante los hechos violentos ha sido dar alarmas de seguridad a distintos vecinos de la zona.

 

“Estas alarmas se les dan a un vecino en cada calle, cuando ellos ven algo raro aprietan el botón rojo que está en la parte superior de la caja (alarma), y la policía se pone en contacto inmediatamente al teléfono de esta familia”, comenta Gabriela Rivera, jefa de manzana.

 

Sin embargo, los habitantes lo creen inútil, ya que los escuadrones de seguridad se tardan en llegar al lugar y eso no ayuda para detener a los delincuentes.

 

“Es casi lo mismo que marcar a la delegación ¿Y qué pasa si la familia que tiene la alarma no está? Los maleantes se van con todo lo que quieren porque aquí hasta el mandado se llevan”, señala Graciela Contreras.

 

Según los datos ofrecidos por la delegación Venustiano Carranza, se ha invertido 9 millones de pesos en cámaras de seguridad, alarmas vecinales y patrullas. Todo esto para la seguridad de los vecinos de la colonia, pero hasta el momento los vecinos de esta demarcación no ven resultados concretos y buscan soluciones ciudadanas. De las autoridades ya se espera muy poco o nada.

Related posts