La gestión contaminada de Sheinbaum… Conciencia para el futuro

Por Juan Alva

La semana pasada se vivió algo sin precedente en la Ciudad de México. Por cinco días consecutivos se suspendieron las clases en todos los niveles, además de haberse implementado del Programa Hoy No Circula en su doble modalidad, pues los contaminantes rebasaron a la metrópoli.

En efecto, la Ciudad de México se ubicó con un nivel altísimo de contaminación, principalmente de partículas PM 2.5, mismas que son imperceptibles a simple vista, y que son generadas principalmente por una mezcla de contaminantes.

Por ejemplo, los generados por automóviles, volcanes, incendios o la propia atmósfera; el aire es lo que provoca que estas partículas químicas y orgánicas se expandan y puedan ser dañinas para la salud humana.

Las recomendaciones que se emitieron fueron muy generales y las medidas que tomó Gobierno de la Ciudad de México sin duda fueron tardías y precarias, pues no informaron a mayor detalle las consecuencias de estar respirando estas partículas.

Las medidas que se tomaron fueron principalmente para los niños, adultos mayores, personas con problemas respiratorios, cardiacos o alergias, pues los mismos pueden agravarse.

Como buena morenista y discípula de Andrés Manuel López Obrador, Claudia Sheinbaum salió a declarar que esta contingencia era culpa de las administraciones pasadas, argumentando que no le dejaron un protocolo de contingencia.

Aquí me surgen algunas dudas: ¿Pues no todo lo hecho por los gobiernos anteriores está mal o está plagado de corrupción? ¿No ya tuvo 5 meses para implementar un plan de trabajo que se ciña a combatir la contaminación ambiental?

Es curioso que hable sobre las administraciones pasadas, pues ella misma fue Secretaria de Medio Ambiente del entonces Distrito Federal, en el gobierno del ahora presidente López Obrador, después, el Jefe de Gobierno fue Marcelo Ebrard Casaubón, actual Secretario de Relaciones Exteriores y compañeros de partido, entonces ¿las administraciones de ella y de su compañero de partido no fueron eficaces en el combate a la contaminación ambiental?

En su campaña, Sheinbaum se cansó de decir que la principal estrategia era su plan de movilidad, a fin de poner en orden a la Ciudad de México y con ello evitar el tránsito y, por ende, la contaminación en la esta Gran Urbe.

Por tanto, ya tuvo un tiempo suficiente para por lo menos contar con un plan a fin de enfrentar este tipo de eventualidades, así que, directamente a la Jefa de gobierno, se le exige que haga algo al respecto y deje de culpar a quienes ya no están al frente de esta Ciudad, pues esta situación está poniendo en peligro la salud e integridad de los habitantes de esta Ciudad.

Ahora bien, independientemente de que se tomen medidas pertinentes por parte del gobierno capitalino, es pertinente detenerse, hacer conciencia y cuidar el medio ambiente, en algún punto leí que esta situación tarde o temprano iba a llegar.

Y se tenía previsto que a partir del año 2030 se tenían que tomar medidas urgentes para evitar contingencias ambientales de este tipo, lo cual quiere decir, que se adelantó mucho y que tenemos que ver simplemente el rostro de los niños de este país o los adultos mayores para ver si así se crea conciencia y evitamos contaminar como lo hemos venido haciendo.

El automóvil sin duda ha sido un invento magnífico, facilita el traslado de un lugar a otro, ofreciendo comodidad y hasta cierto punto protección, pero ¿realmente es muy necesario que todos los días salgamos en nuestro automóvil para ir a recoger a los niños a la escuela, o para ir al mercado, o para trasladarnos al trabajo?

La respuesta podría ser un rotundo NO, aunque hay personas que no pueden moverse sino es el carro, o bien, también hay una alta preocupación por la inseguridad que se vive día a día en las calles de esta Ciudad y del país en general. Hay que moderar el uso del automóvil, compartirlo si se puede, usar el transporte público, caminar, usar bicicleta, lo cual puede ayudar a disminuir los contaminantes en el aire.

El uso de plásticos cada vez es más restringido por la contaminación en suelos y mares, afectando la fauna en los mares, bosques, selvas, y en las grandes ciudades, ocasionando coladeras tapadas, inundaciones, y una vista deplorable de las mimas por la suciedad almacenada en las calles.

Debemos promover el reciclaje, el uso de termos personales en lugar de botellas de agua, reducir el uso de bolsas de plásticos, de popotes, cuidar el agua en los baños, al lavarse las manos, los dientes

Si a la contaminación ambiental le sumamos la contaminación auditiva, en donde simplemente acercarse al centro de la Ciudad es percibir una gran cantidad de decibeles que a largo plazo dañan la audición de las personas.

Quizá esto es algo que hemos venido escuchando o leyendo desde hace mucho, pero realmente hay que hacer algo, poner nuestro granito de arena y seguramente de granito en granito, podemos lograr algo realmente importantes.

Pregunto si a nuestros hijos queremos dejar un mundo sin agua, con un aire tóxico, que no sea sano para respirar, sin bosques, sin selvas, sin arrecifes, sin esa gran biodiversidad de la que México goza, realmente este es el planeta que queremos para nuestros niños que hoy tienen sueños, planes, y que algunos anhelan ser astronautas, abogados, ingenieros, arquitectos o Presidentes de algún país, podemos hacer algo y hagámoslo, sólo penemos en esos rostros angelicales para motivarnos.

Twitter @JuanAlberto3035

Related posts