Enrique de la Garza: una vida de compromiso con la democracia y el cambio social

Por Redacción Reversos 

Como un hombre generoso, dispuesto a compartir conocimiento y comprometido con la democratización y el cambio social, el doctor Enrique de la Garza Toledo (1947-2021) fue evocado por colegas, amigos y estudiantes en la apertura del ciclo de conferencias convocado por la Maestría y el Doctorado en Estudios Sociales de la Unidad Iztapalapa, en homenaje al investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). 

 El doctor Germán Sánchez Daza, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), lo describió como un creativo que aportó al pensamiento latinoamericano en los ámbitos laboral y de la epistemología crítica, además de profesor incansable. 

Autor de numerosos libros y artículos con los que se ha formado un número importante de científicos sociales; promotor de grandes debates en torno a la situación de los trabajadores y el papel de los sindicatos; crítico implacable del neoliberalismo, y constructor de proyectos e instituciones para la reflexión sobre la realidad mexicana y de la región. 

En la Mesa 1: Pensador, intelectual de izquierda, formador, creador de instituciones y amigo, coordinada por el maestro Joel Flores Rentería, señaló que sus marcos teóricos y metodológicos seguirán siendo un camino a seguir en el Doctorado en Economía Política del Desarrollo en la Facultad de Economía de la BUAP, que reconoce sus aportaciones al programa y agradece todo el apoyo recibido. 

Los maestros José Cerón y Adrián Anaya, y la doctora Leticia Pogliaghi destacaron las cualidades de quien fuera su maestro y asesor, fundador de la corriente de pensamiento de los nuevos estudios laborales en América Latina e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias. 

“Me dejó en primer lugar la inquietud por la investigación, la docencia, el trabajo colaborativo sobre los problemas de las y los empleados, reconociéndome a mí misma también como uno de ellos”. 

En segundo término, añadió, “diría que su obra –por supuesto: libros, artículos y su biblioteca– sin duda la seguiremos abordando en nuestros proyectos o en materiales para la tarea docente. A sus alumnos y asistentes, De la Garza Toledo les enseñó aspectos de teoría y metodología con una manera particular de indagar los aspectos sociales”, dijo la doctora Pogliaghi. 

Para Cerón, doctorante en la línea de Estudios Laborales, fue un guía innovador, un compañero de fuertes convicciones y una eminencia en su campo que mantuvo siempre el compromiso con las mejores causas sociales. 

De acuerdo con el maestro Anaya, el doctor De la Garza Toledo persistió en su preocupación por lo que se hacía desde las ciencias sociales para que fuera una herramienta útil a los empleados y que estuviera vinculada con la realidad, pues “la idea era aportar un granito de arena a la transformación, lo que fue un punto relevante que, acompañado de su gran disciplina, dio los resultados que todos conocemos porque además era un obsesionado del trabajo y de manera constante rastreaba las propuestas teórico-metodológicas nuevas”. 

El asistente de investigación del homenajeado recordó el interés de éste por estar actualizado en las discusiones y “creía con firmeza que el avance de la ciencia se daba sólo a través de la crítica y para poder hacerlo, primero había que conocer”. 

El doctor Marco Carrillo Pacheco consideró que el miembro Emérito del Sistema Nacional de Investigadores fue amigo, mentor y colega entrañable, cuyo legado debe continuar para honrar su memoria y seguir formando a científicos, y abriendo vetas analíticas en los rubros que le apasionaban: los estudios laborales, la teoría social y el debate epistemológico y metodológico. 

“Esperaría –y ojalá podamos hacerlo en el futuro– tratar de recopilar su obra completa; hay muchísimas cosas en su página Web, sin embargo, me parece que más de uno tenemos materiales que otros no y que muy posiblemente pudiéramos compartir para que la biblioteca de De la Garza Toledo crezca”, expresó el profesor de la Universidad Autónoma de Querétaro. 

El doctor Antonio Aravena Carrasco, presidente de la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo, abordó su relación –académica y de amistad– con el doctor De la Garza Toledo y subrayó el valioso legado intelectual expresado en múltiples publicaciones, ejemplo profesional y disposición con las instituciones y los científicos de otros países. 

El Ciclo de conferencias: Homenaje a Enrique de la Garza Toledo continuará hasta el 26 de mayo, con transmisiones en vivo a través de:  

https://www.facebook.com/sociologiadeltrabajoylaempresa

@REVERSOSREVERSO 

Related posts