Bécalos por su valor, una zanahoria más para los militares

Por Mónica Loya Ramírez

Fotos: Juan Pueblo

En los últimos meses el Ejército Mexicano ha estado en el centro de la discusión pública principalmente por los hechos ocurridos en Tlatlaya, cuya versión oficial fue la muerte de un grupo de delincuentes durante un “enfrentamiento”, versión que fue desmentida públicamente luego de un reportaje de AP y por demandas de información de diversas organizaciones de la sociedad civil nacional e internacional.

Desde el arribo de los gobiernos del PAN, pero sobre todo a partir de la “guerra contra el narco”, iniciada por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, se han fortalecido los privilegios del ejército. El argumento fundamental ha sido la necesidad de subir los bajos salarios que perciben y su creciente importancia en la lucha contra la delincuencia.

Es uno de los sectores con menos transparencia y, por más que se ha exigido que los delitos en contra de los derechos humanos sean juzgados en tribunales civiles, todavía no se ha podido llegar a ese punto.

Se supondría que la función de las fuerzas armadas es proteger a la población, sin embargo, un ejército cada vez con más privilegios y discrecionalidad en los manejos se aleja de la población y defiende el status quo.

FA-Becalos3

“Bécalos por su valor” no sólo fortalece los privilegios acumulados por los militares, sino que ha servido para evitar la deserción en sus filas. Este plan fue anunciado en julio de 2011 por el entonces  presidente de México Felipe Calderón Hinojosa y consiste en brindar becas a hijos de soldados, marinos y policías.

Para empezar se contó con una bolsa de 75 millones de pesos, aportados en su mayor parte (45 millones) por  el gobierno federal y 30 millones, por el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y por la Fundación Televisa, junto con la Asociación de Bancos de México (ABM). En el último caso las aportaciones provendrían de los usuarios  de cajeros automáticos.

En la página de la Secretaría de Marina aparece ahora con el nombre de “Becas para hijos de militares en activo” y se informa que es un programa que brinda apoyo económico a hijas e hijos de personal militar en activo, consistente en la exención del 100 por ciento de inscripción y colegiaturas de bachillerato y licenciatura, en planteles de su elección en el país, sean federales o particulares.

No existe información clara y precisa sobre las deserciones de militares. Durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón se dice que 55 mil efectivos del Ejército Mexicano, la Fuerza Aérea Mexicana y la Armada de México desertaron de sus unidades. El número de militares que abandonaron irregularmente las Fuerzas Armadas supera la totalidad de tropas activas en países europeos como Holanda, Portugal, Dinamarca, Suiza y Noruega, según solicitudes de información hechas por Contralínea.

FA-Becalos

Para el 2 de septiembre de 2012, según información de El Universal, habían desertado 149 mil 250 militares del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana, cifra equivalente a 71 por ciento del actual universo de plazas presupuestales que tiene la Secretaría de Defensa Nacional.

De las 82 mil 535 bajas registradas por la defensa en los últimos cinco años por diversos motivos como retiro, haberlo solicitado, mala conducta, defunción, pasar a la reserva correspondiente, inutilidad y desaparición, 42 mil 92 fueron por deserción, es decir, durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, cinco de cada 10 bajas fueron por abandono del servicio militar.

En el Reglamento para el otorgamiento de becas a educativas a los hijos de militares de las Fuerzas Armadas, en el artículo 2,  Fracción III, Beca Escolar es la Beca Educativa destinada a cubrir los gastos inherentes de la educación para los hijos de los militares que se encuentren cursando estudios en los tipos medio superior y superior, en Instituciones del Sistema Educativo Nacional.

La Ley del instituto de Seguridad para las Fuerzas Armadas sufrió siete reformas mediante decreto presidencial a partir de que el gobierno del Partido Acción Nacional (PAN) entró a la presidencia de la República, principalmente para beneficiar a los militares en activo, seis de ellas durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

La Ley del Instituto de Seguridad Social  para las Fuerzas Armadas de 1976 contemplaba en su artículo 27 lo siguiente: “Los militares retirados y los pensionistas tendrán la obligación de pasar revista de supervivencia en los términos de las disposiciones reglamentarias. Los Generales y Jefes Retirados quedan exceptuados de esta obligación”.

Vicente Fox Quesada, mediante decreto del 30 de abril de 2003, se reformó dicho artículo para quedar de la siguiente forma: “Los militares que por resolución definitiva pasen a situación de retiro, ascenderán al grado inmediato únicamente para ese fin y para el cálculo del beneficio económico correspondiente, considerando los años de servicios en relación con el tiempo en el grado, de acuerdo con la tabla siguiente”:

Años de Servicios Años en el Grado
20 10
22 9
24 8
26 7
28 6
30 5
35 4
40 o más 3

 

La Ley del Instituto de Seguridad para las Fuerzas Armadas , publicada el 9 de julio de 2003, establece en el artículo 18 las prestaciones que se otorgaran: “Haber de retiro; Pensión; Compensación; Pagas de defunción; Ayuda para los gastos de sepelio; Fondo de trabajo, Fondo de Ahorro, Seguro de Vida; Seguro colectivo de retiro; Venta de casas y departamentos; Ocupación temporal de casas y departamentos, mediante cuotas de recuperación; Préstamos hipotecarios y a corto plazo; Tiendas, granjas y centros de servicio; Servicios turísticos, Casas hogar para retirados; Centros de bienestar infantil; Servicio funerario; Becas y créditos de capacitación científica y tecnológica; Centros de capacitación, desarrollo y superación para derechohabientes; Centros deportivos y de recreo; Orientación Social; Servicio médico integral; (Fracción reformada DOF 20-11-2008); Farmacias económicas  (Fracción reformada DOF 20-11-2008); Vivienda (Fracción adicionada DOF 20-11-2008)”.

Las becas en números

FA-Becalos2

En el ciclo escolar 2012-2013, más de 140 millones de pesos erogó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey para solventar los gastos de inscripción, colegiaturas e incorporación a la Secretaría de Educación Pública (SEP) de 964 hijos de militares en el periodo escolar recién concluido, esto según solicitudes de información pública de 24horas.

De un total de 146 millones 089 mil 459 pesos destinados a cubrir los gastos educativos de los 964 alumnos del “Tec de Monterrey” en dicho ciclo, los documentos oficiales describen que 18 millones 450 mil 341 pesos fueron destinados sólo al plantel del Estado de México, mientras los más de cien millones restantes fueron orientados al del Distrito Federal, así como a los ubicados al interior de la República Mexicana que tienen en esta misma institución educativa.

Este informe también revela que entre menor sea el rango militar es menor el número de beneficiados por este programa. Durante ese ciclo escolar un total de 45 soldados recibieron esta beca para que sus hijos continuaran con sus estudios en el nivel medio-superior o superior, mientras que 429 cabos, 2 mil 559 sargentos, 516 subtenientes, 1 mil 224 tenientes y 1 mil 656 capitanes, lo hicieron a la par. Estos datos corresponden a una sola institución educativa. Faltará analizar lo destinado a otras escuelas privadas.

Estos 140 millones de pesos que la Sedena destinó al Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey para solventar las becas de hijos de militares es más que lo que se dedicó en el Presupuesto de Egresos 2015 a “Apoyos institucionales para actividades científicas tecnológicas y de innovación”, que fue de 30 millones de pesos.

Según la solicitud de transparencia con folio  00007000490113 del 19 de marzo de 2013, se hace del conocimiento que a partir del año escolar 2009-2010 el gobierno federal ordenó la puesta en ejecución del Programa Integral de Becas para Hijos de Militares en Activo, por lo que hasta de noviembre de 2012, el programa otorgó becas educativas  a 28 mil 939 militares. Hasta el 11 de abril de 2013 el efectivo de  Ejército y Fuerza Aérea  era de 212 mil 208 elementos en servicio.

En 2005, penúltimo año de gobierno de Vicente Fox Quesada, la Defensa Nacional (Sedena) tuvo un presupuesto de 27 mil millones de pesos; en 2007, declarada la “guerra contra el narco”, éste subió a más de 32 mil; para 2011, al termino del sexenio de Calderón, el presupuesto ascendía a más de 50 mil millones;  para 2015 el Presupuesto para este rubro es de más de 71 mil millones, casi la mitad de lo destinado a la política social, pues el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) asciende a 114 mil millones de pesos.

 

Related posts