UNAM e IPN refrendan su compromiso por mantener vigentes los ideales del Movimiento Estudiantil 1968

En el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) quedó instalado el Comité Interuniversitario M68: Ciudadanías en Movimiento, para conmemorar los 50 años del movimiento estudiantil de 1968. Lo integran las universidades Nacional Autónoma de México, Iberoamericana (UIA) y Autónoma Chapingo (UACh), así como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y El Colegio de México (Colmex).

En la ceremonia, el rector Enrique Graue Wiechers afirmó que desde hace cinco décadas las instituciones de educación superior “hemos acompañado e impulsado la consolidación de una ciudadanía libre y democrática”.

El movimiento estudiantil de 1968 sigue siendo un símbolo de nuestras luchas y esfuerzos colectivos; la conciencia social que derivó de él y de la tragedia de Tlatelolco permeó gradualmente en nuestra vida cotidiana y se expresó con la adquisición de nuevos derechos y valores sociales, sin los cuales no se podría entender el México contemporáneo, sostuvo.

La conmemoración, abundó, sirve para explicar la transformación de nuestra sociedad y el patrimonio de libertades y derechos edificados durante estos años, y de aquellos que anhelamos alcanzar.

Graue Wichers anunció que se evocará el 2 de octubre con la apertura del nuevo Memorial del 68, en la principal sala de exhibición del CCUT. Se recordarán los acontecimientos como elementos fundamentales de la memoria histórica, y también serán una fuente de investigación y recuperación de nuestro pasado reciente.

Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, sostuvo que el espíritu plural, democratizador y crítico del 68 sigue siendo importante frente a cualquier poder, y  con el esfuerzo de cinco instituciones de educación superior se realizarán actividades para mantener la memoria del movimiento, propiciar las distintas interpretaciones que tuvo en su momento y las consecuencias que ha tenido hasta hoy.

Se creará un macro repositorio digital –que se lanzará en octubre–,con documentos, imágenes y grabaciones de más de 30 archivos públicos y privados sobre los movimientos sociales, políticos y culturales más significativos de 1968 a la fecha. “Se trata de una plataforma de libre acceso y en permanente construcción, columna vertebral del nuevo Memorial del 68 y del Museo de Movimientos Sociales”.

De igual modo, del 4 al 28 de septiembre se celebrará el Coloquio Internacional M68: Ciudadanías en movimiento.

José Sergio Barrales Domínguez, rector de la UACh, dijo que lo ocurrido en esa institución en aquella época “nos dejó la posibilidad de ser libres, de autogobernarnos y de difundir lo que creemos que debe hacerse en el país, a través del sentido social de nuestros estudiantes”.

En tanto, la presidenta del Colmex, Silvia Giorguli Saucedo, destacó que se requiere autonomía para mantener el carácter crítico, independiente y libre que debe caracterizar a las universidades. Esas instituciones también deben cumplir la  misión de salvaguardar las visiones de largo plazo, más allá de coyunturas políticas.

David Fernández Dávalos, rector de la UIA, señaló que es necesario, más que nunca, intentar revertir la historia, lanzarla en otra dirección. En esa tarea la universidad tiene un papel relevante.

Al término de la instalación del comité, el rector Fernández hizo entrega a la UNAM de la pieza de arte “La Patria Desgarrada”, resultado de una intervención textil y un performance desplegado en distintas fases, a lo largo de 10 meses.

Otras actividades artísticas

La colaboración del Comité Interuniversitario también comprende una serie de actividades culturales, entre ellas, un concierto organizado por la UNAM y el IPN, que se llevará a cabo el 13 de septiembre en la explanada del Museo Nacional de Antropología e Historia; el 22 de septiembre en el MUAC se presentará “Ciclos de canciones M68”, en donde se estrenarán obras conmemorativas compuestas por los 50 años del Movimiento Estudiantil, bajo los auspicios de la tercera edición de la Cátedra Extraordinaria Arturo Márquez de Composición Musical.

El 29 de septiembre se proyectará la versión restaurada de la película “El grito”, de Leobardo López Aretche, en la Plaza de las Tres Culturas; y el 30 de septiembre, en el mismo lugar, se proyectará la película “Olimpia”, dirigida por José Manuel Cravioto.

Con el propósito de honrar a estudiantes y civiles caídos ese 2 de octubre, se realizará una Acción Coreográfica Multitudinaria, en la Plaza de las Tres Culturas. Además, se presentará en el Archivo General de la Nación, antiguo Lecumberri, un concierto de cuerdas y lectura dramatizada en homenaje a víctimas encarceladas en ese lugar.

IPN acompaña memorial

El mejor homenaje que se puede hacer al movimiento estudiantil de 1968 es mantener vigentes sus ideales, es la lucha diaria por los derechos humanos y civiles en todos los frentes, a nosotros nos toca dar la batalla en el sector educativo, destacó el Director General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez Casas.

Durante su participación en la instalación del Comité Interuniversitario M68: Ciudadanías en Movimiento, Rodríguez Casas destacó que “participar en este memorable evento refrenda el compromiso social del Instituto Politécnico Nacional con México y particularmente con los jóvenes, lo que nos motiva a seguir siendo politécnicos de corazón y poner siempre, La Técnica al Servicio de la Patria”.

Celebró la iniciativa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para integrar este grupo interuniversitario encargado de la planeación y organización conjunta de las diversas actividades que se llevarán a cabo, como parte de la conmemoración que marcó de forma significativa la historia contemporánea del país.

En este sentido, resaltó que por primera vez, se ofrecerá un concierto –magno– en el que participarán, en una muestra de humanidad entre nuestras instituciones, las orquestas sinfónicas del IPN y de la UNAM. Será un concierto que, siguiendo el ejemplo de los valerosos jóvenes de 1968, llevará un mensaje de unión, fraternidad, confianza y fortaleza entre dos de las instituciones educativas que han sido, históricamente, pilares de la educación pública en México.

Destacó que el legado del movimiento estudiantil fue la conciencia crítica y es invaluable porque demostró que los jóvenes tienen y tuvieron toda la capacidad para generar cambios que lleven a la sociedad a mejores estadios de libertad y bienestar donde se privilegie el diálogo y donde sociedad y gobierno caminen por senderos convergentes.

Además, fue el detonante de la participación social en las cuestiones públicas y políticas, lo que hasta nuestros días se traduce en el gran capital que tiene nuestro sistema democrático, “somos parte de esa ciudadanía en movimiento cuyo punto de partida y primer impulso se gestó en el entrañable movimiento estudiantil de 1968”.

El Director General consideró que en esta conmemoración habrá un sinnúmero de testimonios que demostrarán la riqueza de este movimiento, algunos de sus protagonistas ya no estarán porque han trascendido de esta vida material, sin embargo estarán presentes en los relatos de los participantes, conferencias, exposiciones de las colecciones de documentos digitales, fotografías, videos, canciones, proyecciones, piezas de arte y obras de teatro, que tienen el propósito de dar a conocer los principales acontecimientos del movimiento 68 y los movimientos sociales que se gestaron, tanto en México, como en otros países.

Related posts