Nueva cacería de brujas

Por Jorge Meléndez Preciado

Foto: Edgar López

15 de enero de 2017.-Precisamente cuando llega un intolerante a la verdadera Casa Blanca, no a la simulación mexicana, acá la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), difundió una lista de varios políticos y medios de haber organizado e incitado a los actos violentos contra el gasolinazo.

Entre los mencionados estaba, faltaba más, Andrés Manuel López Obrador; el senador de Morena, Mario Delgado; el activista, Gerardo Fernández Noroña; el petista, Óscar González; la panista, Blanca Amelia Gámez y otros. Se incluyó entre los “desestabilizadores del país”, al portal Animal Político, ya que dio a conocer noticias de las protestas.

Se trata, claramente, de una provocación de alcances inimaginables, en momentos donde la razón, la ecuanimidad y la calma son necesarias para enfrentar los graves retos que enfrenta el país interna y externamente. Pero ya sabemos que, desde hace más de cincuenta años, la policía política azteca juega a encontrar subversivos que puedan cargar con los problemas que no logra resolver el gobierno, el cual es cada vez más ineficiente en todo.

Carlos Puig (Milenio, 12 de enero), señala que habló con el subsecretario de Gobernación, Renato Sales Heredia, y el funcionario aseguró que ellos no habían informado nada de ese asunto. Mientras la columna de El Universal (12 de enero), Bajo Reserva, asegura que lo publicado sobre esta relación macartista es verdad. En tanto se aclara el asunto, el hecho es que hay amenazas contra políticos adversarios del gobierno peñista, lo mismo que hace Trump en Estados Unidos.

Para la organización Causa en Común, las protestas no cesarán hasta que “no se frene la corrupción y la impunidad”, Esos son a fin de cuentas los agitadores sociales y no unos cuantos escogidos por su rechazo al actual régimen.

Por cierto, el lunes 16 a las 8 horas regresa el noticiero de Carmen Aristegui en internet. Usted lo puede escuchar en www.aristeguinoticias.com. No se lo pierda.

Related posts