Morena no es partido político

Por Víctor Del Real Muñoz

Foto: Edgar López (q.e.p.d.)

A los ojos de todos los mexicanos es posible ver que el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, ese que algún día se convirtió en la “esperanza” o en la “alternativa”, en estos momentos no es partido, sino un simple organizador de candidaturas a lo largo del territorio nacional, algunas, o bien de actores políticos que se comportan cuan fieles extremos.

Y es que, sin argumentos críticos, se entregan ante todo lo que AMLO supone, hace o argumenta, o bien, aquellos que cuan necesitados de poder van de un lugar a otro sin remordimientos, a pesar de tener genes supuestamente distintos (entiéndase, pertenencias al PRI o al PAN, chapulines pues, que ante el ocaso de lo que hoy “supone” la oposición actúan de esa manera). 

Empero en acotar que el ocaso funcional del PRI o del PAN, al menos por ahora, está más que cantado.

A los ojos de todos los mexicanos Morena no tiene vida ni vocación de partido; no tiene líneas políticas claras, no tiene buen trabajo de cuadros, sobre todo en cuanto a jóvenes promesas.

No tiene organización ni cercanía con las zonas fabriles ni con las organizaciones obreras independientes; produce pocos documentos importantes; su periódico medular es un camino de devoción y santificación por el PRESIDENTE y no un instrumento crítico que analice la situación nacional de manera objetiva.

Y, además, pulula la antidemocracia en sus cúpulas diligenciares, ya que sigue habiendo cotas de poder como antes, sí, de la misma manera de antes, algunas al dedazo y otras a conveniencia o por pertenencia con las mafias dominantes que ahora viven dentro de Morena. 

Pongo ejemplos de esto último: Bejarano y Padierna, Porfirio, aunque sea mal querido ahora, la gente de Mario Delgado, gente de la pandilla del CEU, etc.

Morena no admite críticas, porque toda voz que cuestione métodos, formas, discursos, acciones, vida partidista, o bien la intromisión al partido de agendas de dudosa procedencia internacional, en donde a través de partidos socialdemócratas como este, se traduzca una trampa en forma de agenda globalista, camuflajeada de progresista (supuestamente de izquierda), pasa a ser en automático un enemigo, un derechozo, un facho, un anti 4t.

¿Y ante las envestidas de la oposición? A pesar de su debacle tanto del PRI como del PAN, ah, con total respeto, el PRD ya murió, ni siquiera me tomo la molestia de citarlo.

¿Dónde está la organización hacia abajo y a la izquierda? ¿Dónde está la organización de las masas? ¿Esperan a que solamente las elecciones marquen la “tendencia”? Bueno, eso es actualmente Morena. ¿Y saben? AMLO lo tiene bien claro, y seguramente, esto no le agrada.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts