“López Obrador es un peligro para México”

Foto y texto José María Dregler

Nuestro país, un campo santo inundado de restos humanos: en las dos últimas administraciones, la del panista Felipe Calderón y la del priista Enrique Peña Nieto, se encontraron en nuestro país 855 fosas clandestinas, de acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. De esas fosas se exhumaron mil 548 cadáveres, habiéndose identificado sólo a 796. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, tierra de desaparecidos: Los órganos de procuración de justicia de las entidades federativas, según el mismo reporte, informaron que existen 57 mil 861 registros de personas reportadas como desaparecidas. El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, en contraste, reporta  29 mil 903 personas desaparecidas. En cualquiera de los casos, debería de ser un escándalo. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, el reino de la impunidad: sólo se denuncian siete de cada 100 delitos cometidos. Y de los delitos que se denuncian, sólo en el 4.46 por ciento de los casos existen sentencias condenatorias. De acuerdo con el Índice Global de Impunidad México 2016, realizado por el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia de la Universidad de las Américas Puebla, si se suman los delitos consumados más la cifra negra  de los delitos que no fueron denunciados, el 99 por ciento de los delitos quedan en la impunidad. Es decir, menos del uno por ciento de los delitos en México son castigados. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, el terruño de la sobrevictimización: Según un monitoreo de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, del año 2010 a la fecha, al menos 44 mujeres activistas de organizaciones civiles, defensoras de los derechos humanos, han sido asesinadas. El caso más reciente es el de Miriam Elizabeth Rodríguez, quien fue ejecutada en su propio domicilio, en el municipio de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, apenas el mes pasado. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, el peor lugar para el periodismo: Del 2000 a la fecha, la organización Artículo 19 ha documentado el asesinato de 104 periodistas, por posible relación con su labor profesional. En la administración de Peña Nieto, al cierre del 2016, se habían registrado el asesinato de 30 periodistas. A ello se suma, el asesinato de seis periodistas sólo en lo que va del 2017: Cecilio Pineda (Guerrero), Ricardo Monlui (Veracruz), Miroslava Breach (Chihuahua), Maximino Rodríguez (Baja California), Filiberto Álvarez (Morelos) y Javier Valdez (Sinaloa).

De acuerdo con la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, entre julio de 2010 y el 31 de diciembre de 2016, se registraron 798 denuncias por agresiones contra periodistas, de las cuales sólo en tres casos hay sentencias condenatorias. La inacción del gobierno federal ha dejado en la impunidad el 99.7 por ciento de los casos. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, la economía del endeudamiento y el saqueo: El incremento de 15 puntos porcentuales de la deuda del país, en la administración de Enrique Peña Nieto, es “alarmante”. De acuerdo con un análisis del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), la deuda del país pasó de 33.9 por ciento del producto interno bruto (PIB) a finales de 2012 a 49.1 por ciento del PIB a finales del 2016. El Estado mexicano es un mito.

Nuestro país, el reparto del botín: los exgobernadores Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz; Roberto Borge, de Quintana Roo; César Duarte Jaquez, de Chihuahua; Humberto Moreira Valdés, de Coahuila; Andrés Granier Melo, de Tabasco; Tomás Yárrington, de Tamaulipas; Eugenio Hernández, también de Tamaulipas; Rodrigo Medina, de Nuevo León; todos del PRI; o Guillermo Padrés, de Sonora, del PAN, enfrentan cargos por desvíos, corrupción o, incluso, nexos con el crimen organizado; mientras que funcionarios del gobierno federal, como Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex; Luis Videgaray, actual canciller; o el propio presidente han sido señalados por recibir sobornos o, en el menos peor de los casos, por conflictos de interés. El Estado mexicano es un mito.

Por cierto, López Obrador también es un peligro para México.

jmdregler@gmail.com

Related posts