La falsa democracia

Por Noel García Pedraza (Economía)

En la primaria, en clases de civismo me enseñaron cómo se formaban los tres poderes de la unión, el poder legislativo estaba formado por 300 diputados y 200 senadores, todos por elección popular, según lo recuerdo, esto hace poco más de 20 años, eso me dejó un concepto de democracia: ”elección popular”.

Hoy ya no es así, en días pasados, en los medios de comunicación escuchaba y leía cómo los partidos políticos realizaban el registro de sus candidatos, principalmente con rumbo hacia San Lázaro, lo que me llamó la atención fue que  muchos de ellos son plurinominales.

Hoy el Congreso de la Unión está formado por 500 diputados y más de 120 senadores.  60 por ciento de estos son plurinominales. Me pregunto: ¿Cuándo pasó esto? ¿Quienes son? ¿Quién y por qué los escogen? ¿Esto es democrático? ¿Cuándo se realizó la consulta o la elección popular de estos?

Desde mi punto de vista es algo no democrático, pues prácticamente entre los miembros de los partidos escogen a quien tenga poder o esté buscando fuero para librarse de un delito, o es algún heredero de sangre de algún político que ponen para no dejar el jugoso sueldo.

Recientemente asistí a una reunión para conocer a una candidata a diputada local por el distrito 20 del Estado de México, ella afirmó que fue llamada por el gobernador para ser candidata de su partido, pues consideraba ser digna heredera del escaño -que ya había sido de su padre- y pensé: ¿Eso es democrático? ¿Por qué no me llamó a mí el Sr. Gobernador?

Como miembro y militante de un partido político, nunca se me convocó a alguna reunión para elegir a un candidato o me preguntaron si estaba de acuerdo. Algunos abogados o especialistas dirán que es absurdo pues al final cada partido tiene su proceso de selección y que esto es parte del proceso de la democracia.

Sí, pero para la mayoría de los mexicanos nuestro simple concepto de democracia es “elección popular” en la que no siempre se nos consulta todo, algunos dirán “por eso se elige a representantes” quienes nunca consultan a sus representados. Qué redundante ¿no?.

 

La semana pasada vimos un debate presidencial de tristeza. Burla de la sociedad mexicana, con falta de compromiso, preparación y seriedad. Cuando como mexicanos cambiemos esta actitud y entendamos la importancia de la democracia, podremos decir que México está progresando.

En el debate se mencionó mucho la palabra democracia por parte de los 5 candidatos, pero ¿Realmente ellos son democráticos? ¿Y a ellos quien los eligió para ser candidatos su partido o quienes controlan su partido? , insisto no se me consultó ni como militante ni como miembro de un partido la elección del candidato.

Pues como ya vimos el año pasado y como lo mencionó la escritora Sabina Berman: “La coronación del príncipe y heredero al trono del reino del edomex Alfredo del mazo III”. Una elección que fue puesta en duda por la sociedad, como muchas otras, y en espera de que no se repita. ¿Realmente seremos un país democrático o simplemente somos una república disfrazada de democracia? Solo nos queda esperar al 1 de julio.   

 

Related posts